En la foto miembros del sector privado luego de una reunión con el gobernador. (Ramón “Tonito” Zayas)

Líderes de varias organizaciones empresariales se reunieron esta mañana con el juramentado gobernador Pedro Pierluisi Urrutia y, al salir del encuentro, expresaron su apoyo a que el también ex comisionado residente en Washington se mantenga al mando del gobierno de Puerto Rico.

Jorge Argüelles Morán, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), estimó que desde que inició la crisis política en Puerto Rico, las ventas en general se han reducido en entre un 10% y 20%. En industrias como la construcción, se han congelado miles de plazas por el estancamiento de muchos proyectos, dijo, por su parte, Alejandro Abrams, presidente de la Asociación de Contratistas Generales de América. 

“Estamos muy pendientes a los acontecimientos de estos días. Tenemos la expectativa de que esta situación se resuelva lo más pronto posible para que tengamos continuidad en las funciones de gobierno”, sostuvo, entretanto, José Ledesma Fuentes, presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

Actualmente, el Tribunal Supremo de Puerto Rico tiene ante su consideración una demanda en la que el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, pide que se declare nula y termine la gobernación de Pierluisi Urrutia, ya que los eventos que lo llevaron al poder violaron la prerrogativa constitucional del Senado de dar su consejo y consentimiento a los nombramientos del gobernador.

Pierluisi Urrutia llegó a la gobernación luego que fuera designado como secretario de Estado y sustituto del ahora exgobernador, Ricardo Rosselló Nevares, quien renunció efectivo el 2 de agosto.

La controversia legal gira en torno a si Pierluisi Urrutia necesita la confirmación de la Cámara de Representantes y el Senado, como dispone la constitución, para poder sustituir al gobernador de manera permanente. La Ley 7 del 2005, que enmienda la ley de sucesión de Puerto Rico, exime a Pierluisi Urrutia de este requisito. Sin embargo, múltiples abogados estiman que este estatuto es inconstitucional.

El viernes, la Cámara de Representantes avaló la designación de Pierluisi Urrutia. El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, sin embargo, atrasó la votación para después que fuera efectiva la renuncia, lo que en teoría tenía el efecto de activar la cláusula de sucesión, y abriendo la posibilidad de que Wanda Vázquez, la secretaria de Justicia -segunda en la sucesión de La Fortaleza-, juramentara como mandataria.

Pierluisi Urrutia, sin embargo, decidió que él debía juramentar porque, según la Ley 7 de 2005, no necesita la confirmación senatorial al surgir la vacante.

“Lo más importante es que es hora de pasar la página que haya certeza y tranquilidad y dejar atrás el mes de julio y enviar mensaje de que vamos a seguir adelante. Aquí hay una necesidad apremiante de reconstruir a Puerto Rico”, dijo Emilio Colón Zavala, de la Asociación de Constructores de Puerto Rico.

En la reunión con Pierluisi Urrutia también participaron representantes de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) y la Asociación de Industriales.


💬Ver 0 comentarios