Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Vinimos a despejar la mente y a tratar de ver el lado positivo de la situación porque si nos quedamos en las casas y nos quedamos con la depresión”, expresó Yuvel Merejildo. (Alex Rafael Román / Especial para GFR Media)

Llegó a energizar la playa. Yuvel Merejildo se llevó hasta el generador de electricidad a la playa conocida como la pocita de Piñones, en Loíza, con la idea de encender el ambiente allí y salir un poco de lo que ha sido la rutina de su familia y la de la mayoría de los puertorriqueños desde el paso del poderoso huracán María.


💬Ver 0 comentarios