Personal de FEMA destacado en el Centro de Convenciones, que viajó a la isla para la emergencia asociada al paso de Dorian. (Especial GFR Media / Ingrid Torres)

El cambio en la trayectoria del ahora huracán Dorian no altera -de forma alguna- los planes de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), indicó este miércoles el coordinador federal interino de recuperación de la Oficina conjunta de Recuperación de Puerto Rico, James “Nick” Nicholas Russo.

“Los cambios en trayectoria no cambian nuestros planes. Nuestros planes siguen siendo los mismos”, sostuvo el funcionario federal al ser abordado por El Nuevo Día en el Centro de Convenciones en Miramar donde FEMA mantiene operaciones ante la emergencia.

Russo reconoció, sin embargo, que las islas municipio de Vieques y Culebra se convierten ahora en “una preocupación”.

“Originalmente, como el resto de la isla, no estaban incluidas en lo que era la trayectoria del fenómeno. Ahora que lo están, obviamente empezamos a prestar más atención a ellos también. Tenemos gente en Vieques y tan pronto pase el huracán, haremos una evaluación de los daños para saber cuáles son las necesidades”, sostuvo Russo.

Inicialmente y hasta horas de la mañana de hoy, la proyección de Dorian lo ubicaba en el suroeste de la isla. Ahora, Dorian no solo dejó de ser una tormenta tropical para convertirse en un huracán categoría 1 sino que afectará directamente las islas municipio.

Russo recalcó que la prioridad de FEMA es la “seguridad”.

“Nuestras prioridades son la seguridad del público y de la familia. Lo único que hace el cambio de dirección (de Dorian) es que cambia, mueve nuestros recursos. Así que ahora llevamos nuestros recursos del oeste de la isla, al este de la isla. Y hacemos lo mismo que hubiésemos hecho: esperar que pase el fenómeno para luego evaluar los daños y si hay algún reclamo para nosotros”, dijo Russo.

Las peticiones de información a FEMA y el manejo de la prensa, hasta el momento en medio de la emergencia que ha provocado Dorian, ha sido hermético, burocrático y excesivamente riguroso dado que la toma de decisiones se realiza directamente en Washington, supo este diario. Russo incluso fue interrumpido durante esta entrevista por un empleado de FEMA, que no se identificó, pero que aclaró que solo se permitiría una pregunta adicional.

Aunque inicialmente trascendió -a través de medios anglosajones- que FEMA estaría llevando suministros a Vieques y Culebra, la información fue desmentida.

“FEMA no está cargando con suministros una barcaza en Puerto Rico. Los puertos están cerrados. FEMA tiene suministros en almacenes en Puerto Rico”, dijo por escrito el portavoz de FEMA, John Mills.

Russo reiteró que su preocupación principal sigue siendo la misma: la fragilidad del sistema eléctrico y los estragos que puedan causar las lluvias que trae Dorian.

“Queremos seguir de cerca el sistema, ver dónde está. Si causa daño, tener una respuesta rápida”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios