En la foto, la alcaldía de Jayuya. (GFR Media)

La Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión cualificada sobre las operaciones fiscales del Municipio de Jayuya tras detectar, entre otras cosas, pagos indebidos por trabajos no realizados en Jayuya, interior de la isla.

Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos, pero no generalizados.

El informe, difundido hoy, martes, revela que el municipio pagó $41,600 de forma indebida, por unos trabajos no realizados en el proyecto de construcción de un anfiteatro, una biblioteca electrónica, un auditorio y un salón de actividades por $1.5 millones.

"Nuestros auditores detectaron que faltaba instalar, según los planos, 108 butacas y 10 puertas de metal", indicó.

La auditoría de cuatro hallazgos señala que el municipio no obtuvo cotizaciones de, al menos, tres proveedores para la construcción de una obra.

Además, para dicha obra contrató por $74,478 a un contratista que le debía $196,910 al Departamento de Hacienda.

Aún así el municipio le tramitó varios pagos sin efectuarle ninguna retención para pagar la deuda, reveló.

"Este contratista le entregó al municipio el proyecto sin terminar, cuando Hacienda diligenció una Notificación de Embargo. Para terminar el proyecto, Jayuya contrató otra empresa sin solicitar cotizaciones de al menos tres proveedores e invirtió $6,889 adicionales al presupuesto original para terminar la obra", revela el análisis.

El Informe Mensual de Ingresos y Desembolsos reflejó al 2015, recursos económicos ascendentes a casi $2 millones que habían permanecido inactivos hasta por más de siete años.

Esta situación privó al municipio de recursos económicos que se podían reprogramar y constituye una política administrativa inadecuada.

"Contrario a la ley y reglamentación vigente, el municipio autorizó pagos de $3,959 a una funcionaria por concepto de vacaciones y enfermedad que no procedían", indica el informe.

Además, se pagaron $1,079 en exceso a funcionarios y empleados por errores en los cómputos realizados sobre los balances de licencias.

La auditoría comenta que al 30 de junio de 2016, Jayuya tenía siete demandas civiles por $5.2 millones, pendiente de resolución por los tribunales.

Las demandas son por concepto de daños y perjuicios, expropiación forzosa a la inversa e incumplimiento de contrato.

Este es el segundo informe del Municipio de Jayuya y cubre el periodo del 1 de enero de 2015 al 31 de agosto de 2017.

Lee el informe de auditoría

Informe de Auditoría sobre el Municipio de Jayuya by El Nuevo Día on Scribd


💬Ver 0 comentarios