Los jóvenes reclaman acciones legislativas para atender a las comunidades más afectadas por el cambio climático en la isla. (Alex Figueroa)

Cientos de personas, en su mayoría adolescentes y jóvenes, reclamaron hoy frente al Capitolio justicia climática, al unirse al movimiento internacional que desarrolló manifestaciones en diferentes puntos alrededor del mundo.

Bajo la convocatoria de “Global Climate Strike", grupos en sobre 150 países llevaron a cabo manifestaciones para protestar en contra de la contaminación del planeta y exigir medidas concretas para detenerla.

En Estados Unidos, una de las principales movilizaciones estuvo a cargo del grupo denominado “Youth Climate Strike”, cuyos líderes tienen entre 14 y 17 años de edad, logrando atraer a muchos jóvenes a involucrarse.

Acompañado de jóvenes de otras escuelas y colegios, Tristán Rodríguez, estudiante de la escuela superior de la Universidad de Puerto Rico (UPR), fundó un capítulo de la organización en la Isla para que sirviera de vehículo para que las comunidades puedan reclamar “justicia climática”.

“Justicia climática consiste de que cualquier acción política, cualquier medida, sea construida con estas comunidades para que su reclamo específico sea resuelto de la manera que ellos necesitan, no desde la perspectiva de alguien que nunca ha vivido en esas comunidades”, sostuvo Rodríguez.

Destacó que se han “reunido con legisladores y continuaremos haciéndolo para buscar que conozcan desde adentro las comunidades afectadas, para que construyan su legislación en conjunto con las comunidades”.

“Queremos que estas comunidades siempre tomen el mando en cuanto a la toma de decisiones legislativas y a nivel del futuro del país”, agregó.

Como casos de injusticia, señaló comunidades marginadas en la costa de la Isla cuyo llamado de auxilio contra la erosión costera no ha sido atendido, en contraste con otras.

Asimismo, reclamó que se detenga la quema de carbón por la empresa AES en Guayama, a lo que diversos estudios han asociado contaminación de aguas subterráneas y problemas de salud en comunidades aledañas.

“No más ceniza, no más abuso de las compañías contra el medio ambiente y las comunidades, solo por las ganancias”, expresó Rodríguez.

Durante la manifestación en el ala norte del Capitolio, también se expresaron representantes de varios sectores. Entre las organizaciones que apoyaron la actividad figuraron el SierraClub, Sierra Club Student Coalition, 250student.org, Para la Naturaleza y el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores.

También expuso el senador José Vargas Vidot, quien recordó que las comunidades de personas de escasos recursos suelen afectarse por los desarrollos que no toman en consideración los efectos que causarán en su entorno.

En ese sentido, mencionó una nueva construcción en Río Grande que, aunque no está dentro de una reserva natural, el suelo del desarrollo está siendo elevado a un nivel más alto que las comunidades que están a su alrededor.

“Van a estar a nueve pies por encima de los pobres. Eso va a significar inundaciones para Medianía Alta… para las Carreras, Parcelas Suárez, Villa Cristiana, Miñi Miñi”, dijo Vargas Vidot, quien mencionó que para evitar ese tipo de situación en otros países hay “tribunales exclusivamente para dilucidar estos problemas”.

El senador independiente aprovechó para solicitar apoyo a una Resolución Conjunta del Senado que sometió el pasado 9 de septiembre para intentar detener cualquier procedimiento relacionado a un nuevo Mapa de Distritos de Clasificación de Suelos por parte de la Junta de Planificación.

“Buscamos que no se haga nada hasta que la Comisión de Cambio Climático se reúna, haga y culmine sus trabajos”, planteó Vargas Vidot.

“Cuando se escuche esa comisión, se debe confrontar el mapa clasificación de suelos, con lo que se determine en la comisión”, añadió. “Creo que sería un disparate que dejemos que ese mapa de clasificación de suelos se establezca, porque después ninguna legislación puede ir sobre ella”.

La resolución ya fue referida a las comisiones pertinentes, pero no ha sido aprobada.

De igual manera aseguró que fiscalizará la constitución de dicha comisión, pues “la justicia climática dependerá de la capacidad de representatividad que sea evidenciada en ese cuerpo”.

El Mapa de Distritos de Clasificación de Suelos de la Junta de Planificación ha sido ampliamente cuestionado por varios sectores.

El pasado 23 de agosto, el arquitecto y planificador Pedro Cardona Roig entregó esta mañana en el despacho de la gobernadora Wanda Vázquez Garced copia de una carta con 10,005 firmas de personas que se oponen a la adopción del mapa.

Cardona Roig explicó que el documento propuesto va en contra del Plan de Uso de Terrenos, promueve desarrollos en áreas de conservación natural o agrícola y fue elaborado de espalda a las comunidades y los distintos grupos de interés.


💬Ver 0 comentarios