Justicia pidió una orden de allanamiento contra el exsecretario de Estado Luis Rivera Marín para obtener su celular, a diferencia del proceso contra otros participantes del chat. (GFR Media)

La investigación que realiza el Departamento de Justicia sobre el controversial chat de Telegram apunta hacia una posible comisión de delitos, revelan los documentos de la agencia presentados ante el tribunal para lograr una orden de allanamiento y registro contra el exsecretario de Estado Luis Gerardo Rivera Marín.

“Entiendo que la investigación, al momento, apunta a la posible comisión de delito y que en dicho teléfono celular exista evidencia relacionada a esta investigación”, lee la orden de allanamiento y registro contra Rivera Marín emitida el 22 de julio, y diligenciada al día siguiente por la agente Edna Cruz.

Esa orden también revela que luego de entrevistar a algunos de los miembros del chat y exigirles sus respectivos celulares, se corroboró que “el contenido del chat no está en los (teléfonos), por lo que estos (los que participaron en el chat) no han podido producir el contenido completo”.

De otra parte, la orden de allanamiento y registro contrasta con los requerimientos que hizo Justicia al tribunal contra el cabildero Elías Sánchez Sifonte y el publicista Edwin Miranda Reyes.

“Me levanta dudas, desde el punto de vista del proceso de investigación criminal, y habría que preguntar al Departamento de Justicia por qué en un caso se fue al tribunal y se obtuvo una orden de registro y allanamiento contra el exsecretario de Estado y, sin embargo, no se hizo con los demás”, dijo abogado Carlos E. Ramos González.

“Levanta dudas porque creo que posiblemente otro hubiese sido el escenario -desde el punto de vista de las defensas que se están levantando frente a una orden de registro y allanamiento- frente a una orden de comparecencia”, agregó el catedrático de Derecho.

A diferencia de lo que se hizo con Rivera Marín, contra Sánchez Sifonte y Miranda Reyes, Justicia solicitó el auxilio del tribunal para lograr solo la comparecencia de ellos y que entregaran sus respectivos celulares, lo que hasta el momento no ha ocurrido.

La Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos, adscrita a Justicia, busca a Miranda Reyes desde el 17 de julio, cuatro días después de que comenzara la investigación.

Mientras, no fue hasta el pasado 26 de julio que Justicia hizo gestiones para lograr que Sánchez Sifonte compareciera.

Sánchez Sifonte debía acudir a Justicia con su celular ayer, según una orden del juez del Tribunal de San Juan Alberto Luis Pérez Ocasio. Lo mismo debía hacer Miranda Reyes el 13 de agosto.

Sin embargo, Sánchez Sifonte y Miranda Reyes lograron, mediante mociones separadas de sus abogados, que el juez Pérez Ocasio dejara en suspenso las órdenes al conceder 20 días a Justicia para que se exprese.

Sánchez Sifonte alega que su comparecencia y la entrega del celular a Justicia viola su derecho a no autoincrimnarse, según consta en la moción que presentó su abogado, José Andreu Fuentes.

El mismo alegato fue esbozado por Miranda Reyes en una moción separada que presentó suabogada, Kendys Pimentel como parte de la pesquisa que efectúa Justicia desde el 13 de julio sobre el chat de Telegram con contenido homofóbico, machista y discriminatorio que provocó la salida de la gobernación de Ricardo Rosselló Nevares.

“En este asunto existe una probabilidad de que el acto de producir el dispositivo digital requerido en la orden sea utilizado por el Estado en contra del compareciente en un procedimiento criminal o podría llevar al descubrimiento de información adicional que el Estado podría utilizar en contra del compareciente en dicho proceso de naturaleza criminal”, se argumenta en ambas mociones que prácticamente son idénticas.

Pero el profesor de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Julio Fontanet, dijo que, en este tipo de escenario, no aplica el reclamo a la no autocriminación.

“El derecho a la autoincriminación aplica únicamente en el escenario en que el Estado, a través de un fiscal o un agente del orden público, interroga a un sospechoso de la comisión de un delito grave”, explicó.

“Se ha resuelto consistentemente que no aplica a otro tipo de evidencia como es evidencia tangible”, agregó.

Andreu Fuentes ha dicho, en declaraciones escritas, que su cliente está dispuesto a colaborar, pero que le asiste el derecho a la intimidad y la privacidad.

Contactada por este diario, la abogada de Miranda dijo “que el Departamento de Justicia ha dicho que tiene una investigación criminal en curso y a don Edwin, como a cualquier ciudadano, dentro de esa investigación criminal, no se le puede obligar a que renuncie a sus derechos constitucionales”.

“Mi cliente va a cumplir con cualquier requerimiento de información siempre que la ley y la Constitución lo establezca. En la medida que la ley y la Constitución no ordenen un cumplimiento, pues él va a invocar las protecciones que tiene”, afirmó la abogada.

El Departamento de Justicia, a preguntas de este diario, declinó hacer expresiones por tratarse de una pesquisa en curso

El intercambio de mociones de los abogados, las peticiones de Justicia al tribunal y las órdenesexpedidas, todas en poder de este diario, revelan que la agencia ha intentado, por diversas vías, obtener los celulares de Sánchez Sifonte, Miranda Reyes y Rivera Marín. A este último y a diferencia de los demás, se le citó personalmente en su residencia en Miramar.

A través de su abogado, José R. Olmo Rodríguez, Rivera Marín hizo saber a Justicia que no comparecería, según revela la orden. Rivera Marín no respondió llamadas de este medio.

Además de este trío, los participantes del chat son los exasesores en Comunicaciones de Rosselló Nevares, Carlos Bermúdez y Rafael Cerame; el exasesor legal Alfonso Orona; el exdirector ejecutivo de la Aafaf Christian Sobrino, el exsecretario de la gobernación Ricardo Llerandi, el exsecretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza Ramón Rosario y el exsecretario de Hacienda Raúl Maldonado.

Según ha trascendido públicamente, solo Bermúdez, Rosario, Llerandi y Maldonado han acudido a Justicia.


💬Ver 0 comentarios