Imagen de satélite en la que se observan los remanentes de la depresión tropical 11 y los remanentes de Kirk. (Captura / NOAA) (horizontal-x3)
Imagen de satélite en la que se observan los remanentes de la depresión tropical 11 y los remanentes de Kirk. (Captura / NOAA)

Kirk se disipó esta mañana en su ruta al Caribe, detalló el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) en su informe de las 11:00 a.m. 

Actualmente, lo que queda de lo que fuera ayer una tormenta tropical es lo que constituye una vaguada. 

Según el informe del NHC, los remanentes de Kirk se encuentran a 1,470 millas al este de las Antillas Menores, tenía vientos de 40 millas por horas y se movía al oeste a 23 millas por hora. 

Pese a que tiene vientos con fuerza de depresión tropical, el sistema perdió su centro de circulación. Por esta razón, no se le considera un ciclón tropical. 

El informe añade que "los remanentes de Kirk serán monitoreados durante los próximos días por si regenera en un ciclón tropical". 

El pronóstico que había planteado el NHC esta madrugada establecía que Kirk pasaría a unas 200 millas al sur de Puerto Rico como una depresión tropical este próximo sábado en la madrugada.

Sin embargo, aun cuando se haya disipado, este sistema provocará lluvias el fin de semana sobre la isla.

Puede ser afectado debido a lluvias fuertes y ráfagas”, precisó el meteorólogo Robert Mitchell, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan. 

Previo a que Puerto Rico sienta los efectos de Kirk, desde esta noche comenzarán a llegar las bandas delanteras de los remanentes de la depresión tropical número 11, detalló Mitchell. 

El meteorólogo comentó que se espera que esté lluvioso desde hoy hasta el próximo miércoles, pues la humedad disponible se unirá a una vaguada y a los efectos locales. 

Según los pronósticos, mañana será el día más lluvioso debido a este sistema, dijo. 

En resumen, estos dos sistemas dejarán una semana “lluviosa e inestable”. Mitchell no habló sobre las pulgadas de lluvias que se auguran. Solo dijo que ayer se registraron entre tres a cinco pulgadas en la zona metropolitana, debido a las fuertes lluvias. 

Además se augura que las condiciones marítimas estén picadas

Actualmente, se registran olas hasta seis pies. Mitchell comentó que se prevé que aumenten hasta ocho pies o más, principalmente para el fin de semana próximo. 

Estas condiciones marítimas se deberán a la actividad ciclónica que se registra en el Atlántico, ante los remanentes de la depresión 11, Kirk y la tormenta tropical Leslie, que se encuentra a miles de millas al noreste de Puerto Rico.

También se espera que las playas estén peligrosas, debido a las corrientes submarinas que se forman. Estas arrastran a los nadadores hacia mar afuera, lo que aumenta la posibilidad de ahogamiento.


💬Ver 0 comentarios