Entidades públicas y comunitarias se unieron para rehabilitar la principal atracción del municipio de Culebra.

Culebra - La devastación causada por los huracanes Irma y María en la playa Flamenco, principal atractivo de esta isla municipio, motivó un junte de voluntades que formuló y puso en marcha un proyecto de restauración que pretende no solo realzar la belleza natural del balneario, sino hacerlo más sostenible y resistente a futuros eventos atmosféricos.

Tan reciente como el pasado martes, un grupo de entidades públicas, privadas y comunitarias anunció que ya se han recaudado $1.6 millones para la iniciativa, que inició con la limpieza y remoción de escombros en la playa.

“Playa Flamenco, como es sabido, es el motor de la economía de Culebra. Pero sufrimos grandes daños por los huracanes; la playa estuvo cerrada por cinco o seis meses y el efecto fue devastador”, dijo María Coral Sánchez, directora ejecutiva de la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (Acdec).

“Este proyecto de restauración y renovación es una gran noticia, pues las instalaciones (en Flamenco) fueron hechas en 1986 y no había habido grandes cambios desde entonces”, agregó.

La Acdec, creada por ley en 1975 y adscrita al Municipio de Culebra, tiene la responsabilidad de administrar y mantener la playa Flamenco, que recibe 700,000 visitantes –locales y extranjeros– anualmente.

Unas turistas disfrutan la casi desolada playa de la isla municipio.
Unas turistas disfrutan la casi desolada playa de la isla municipio.

Empero, el presupuesto de la corporación pública ha mermado en los últimos años, de $900,000 a $222,000, y no cuenta con los fondos necesarios para costear la restauración requerida tras los ciclones, admitió Sánchez.

Ante esa realidad, el Municipio de Culebra y la Fundación para un Mejor Puerto Rico firmaron un acuerdo de colaboración.

Mediante el acuerdo, la organización sin fines de lucro –con sede en esta isla municipio– reconstruirá las instalaciones y el entorno natural del balneario con el apoyo de donantes y socios. El ayuntamiento y la Acdec, por su parte, se comprometieron a hacer la playa autosuficiente y generar los fondos necesarios para mantenerla durante los próximos 20 años.

Playa Flamenco ha sido reconocida como una de las mejores playas del mundo, pero nuestro objetivo es que sea la mejor. No hay otro lugar en Puerto Rico que dependa más del turismo que Culebra. Este proyecto no solo ayudará a Culebra y sus ciudadanos, sino a la economía de Puerto Rico. No tengo duda de que, una vez desarrollado, aumentará la cantidad de visitantes a la playa”, dijo el presidente de la Fundación y exsindicalista Dennis Rivera.

Indicó que, al momento, se realiza un estudio económico sobre cómo alcanzar los objetivos del acuerdo colaborativo entre el Municipio y la Fundación.

La playa se distingue por el turquesa de sus aguas.
La playa se distingue por el turquesa de sus aguas.

Múltiples mejoras

La restauración del balneario datade 2014, cuando Andrea Bauzá fue profesora de un curso en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico y pidió a sus alumnos crear un plan maestro conceptual para mejorarlo.

“Cuatro años, dos huracanes y unas marejadas más tarde, nos encontramos ante otra realidad. Las instalaciones aún necesitan mejoras, pero también tenemos el reto de crear estructuras resistentes a huracanes y otros eventos climatológicos”, dijo Bauzá, quien ahora es gerente del proyecto.

Contó que, tras analizar varias propuestas para el área, se escogió la presentada por la firma BZ Architects, pues cumple con el objetivo de “trabajar con los usos” existentes en Flamenco.

César Bobonis, principal de la firma de arquitectos, afirmó que “el proyecto ya comenzó”, pues más de 250 voluntarios de la comunidad se integraron a una “campaña continua” de limpieza y recogido de escombros en la playa y sus alrededores.

En lo que describió como una “segunda fase”, dijo que se están diseñando varias estructuras, entre estas, una nueva administración y edificio de recaudaciones, que albergará, además, las oficinas de la Acdec.

Además, se rediseñarán las tres áreas de baños y duchas, y se reharán los concesionarios de comida y mercancía. El balneario contará con energía renovable, sistemas de recolección de agua y estaciones de reciclaje. La señalización de la playa se mejorará.

“Uno de los temas principales que estamos trabajando es la hidrología. El estacionamiento (del balneario) tiene una superficie no permeable, que genera grandes volúmenes de escorrentías de agua de lluvia. Vamos a trabajar con una superficie permeable que reduzca el volumen de esas escorrentías”, dijo Bobonis.

El balneario estuvo cerrado por unos seis meses después del paso de María.

La restauración de Flamenco también incluye un plan de reforestación, que fue adoptado por Para la Naturaleza. Específicamente, la organización acogió la reforestación del balneario bajo su programa Hábitat, que tiene como meta sembrar 750,000 árboles nativo en siete años.

Fernando Lloveras, presidente de Para la Naturaleza, indicó que, al momento, se consulta con botánicos y biólogos costeros qué especies se pueden sembrar, “para recuperar la ecología de este gran tesoro”. Se dará prioridad a la reintroducción de especies nativas y endémicas, y se restaurarán las dunas de la playa.

Sobre este tema, Rivera dijo que, en el nuevo estacionamiento, se sembrará un árbol por cada tres espacios destinados a vehículos, “para que sea como un bosque”.

Añadió que, a través de entidades locales como Proyecto Siembra, se trabaja en la creación de un vivero, en el que se producirán los árboles del plan de reforestación de la playa.

La restauración del balneario incluye, por último, añadir a la oferta de acampar la opción de casetas instaladas (“glamping”), que son más espaciosas, se pueden desmontar y se erigen sobre plataformas elevadas del suelo, usualmente de madera.

Recaudan fondos

Rivera estimó que el proyecto de Flamenco costará $2 millones, provenientes en su totalidad de donaciones (fondos privados).

Las donaciones más recientes las hicieron la Hispanic Federation, por $1 millón, y la compañía Expedia, por $250,000.

Frankie Miranda, vicepresidente ejecutivo de la Hispanic Federation, dijo que apoyaron el proyecto por su “alto impacto” y porque “es símbolo de lo que queremos hacer en Puerto Rico”.

“Hemos canalizado los esfuerzos de una diáspora que está movilizada. Sin olvidarnos de que el gobierno federal tiene una gran responsabilidad con los ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico, seguiremos recolectando fondos y dando la ayuda que se necesita aquí”, declaró.

Por su parte, Katherine Cheng, jefa de Responsabilidad Social Corporativa Global y Relaciones Comunitarias de Expedia, expresó que, “para nosotros, es una opción obvia apoyar y promover los viajes, pero si una comunidad no se recupera, el turismo no se recupera”.

“Estamos encantados de participar en la recuperación de Culebra”, dijo Cheng.

Otras entidades que han donado al proyecto son Unidos por Puerto Rico, New York Community Trust, Fundación Banco Popular, Boston Foundation y Thompson Management.

Para el alcalde de Culebra, Iván Solís, la restauración de Flamenco es un proyecto “vital y sumamente importante” para la economía de esta isla municipio.

Iván Solís, alcalde de Culebra, junto a Dennis Rivera, presidente de la Fundación para un Mejor Puerto Rico.
Iván Solís, alcalde de Culebra, junto a Dennis Rivera, presidente de la Fundación para un Mejor Puerto Rico.

“Esta playa es un icono de Culebra y de todo Puerto Rico, y queremos que sea sustentable económicamente”, dijo Solís, de quien se hizo eco el asesor legal del Municipio, Celso Rivera.

“Los huracanes nos dieron un ‘wake-up call’ (aviso) de que el corazón y capital de Culebra, que también es la embajadora de Puerto Rico ante el mundo, no podía estar en malas condiciones. Así de importante es este proyecto, y de ahí surge la voluntad de unirnos para hacer que Flamenco brille con la capacidad que debe hacerlo”, afirmó el abogado.

Se espera que la restauración de Flamenco esté completada para verano de 2019, siempre y cuando el proceso de permisos transcurra sin inconvenientes. La playa no cerraría durante los trabajos.


💬Ver 0 comentarios