La tormenta tropical Karen ahora se mueve a ocho millas por hora en su ruta a Puerto Rico. (NOAA)

La depresión tropical Karen adquirió un poco de fuerza y podría convertirse, nuevamente, en tormenta tropical a medida que se acerca a Puerto Rico, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) en el boletín intermedio publicado a las 2:00 a.m.

El fenómeno atmosférico, además, experimentó otra reducción en su velocidad de traslación; de nueve a ocho millas por hora (mph).

De acuerdo al boletín, cazahuracanes detectaron que el sistema estaba cerca de alcanzar la categoría de tormenta, aunque mantiene vientos sostenidos de casi 35 mph. La depresión tropical se encontraba en la latitud 16.3 grados norte, longitud 65.7 grados oeste, a unas 115 millas al sur-suroeste de la isla de St. Croix, y a unas 150 millas al sur de San Juan.

Según la proyección más reciente del NHC, ahora el sistema podría hacer su entrada a la isla durante la mañana de hoy, martes, cerca del Municipio de Guayama.

El fenómeno atmosférico que, al comenzar el día de hoy, lunes, era una tormenta tropical, se degradó a depresión luego que un cazahuracanes encontró, durante la tarde, que los vientos sostenidos disminuyeron de 40 a 35 mph.

El NHC y el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) mantiene en efecto un aviso de tormenta tropical para Puerto Rico y las Islas Vírgenes.

Un aviso de tormenta tropical significa que las condiciones que crean este tipo de sistema son probables dentro del área bajo aviso en las próximas 36 horas.

Hasta el momento, se espera que la depresión tropical pase cerca o encima de Puerto Rico, durante el día de mañana, martes.

Lee la columna: ¿Es posible domar a los huracánes?

Revive las incidencias relacionadas a la tormenta aquí:

“La tormenta está en un área con bastantes vientos cortantes que lo están desorganizando. Los vientos cortantes están bastante fuertes y también hay aire seco, así que no se vislumbra que estos vientos aumenten. Por eso si semantiene como tormenta sería débil”, explicó temprano Rosalina Vázquez del SNM. 

No obstante, los efectos del sistema comenzarán a sentirse en la isla a partir de esta misma noche. Vázquez detalló que se espera que la depresión deje en Puerto Rico de dos a cuatro pulgadas de lluvia, con áreas aisladas que podrían recibir hasta ocho pulgadas.

Estas lluvias pudieran causar deslizamientos e inundaciones repentinas, por lo que es importante que los ciudadanos se mantengan alertas a los boletines sobre la tormenta. 

"Aunque el sistema está desorganizado y pudiera cambiar su intensidad, porque es muy probable que se degrade, igual se espera la misma cantidad de lluvia no importa si es tormenta y o una depresión tropical",estableció la meteoróloga.

Vázquez puntualizó que debido a los vientos cortantes y el aire seco que domina en la zona no se vislumbra un fortalecimiento del sistema. 

"No se espera que aumente a un huracán o algo por el estilo, pero hay que tener mucha precaución en la áreas bajas y carreteras porque pueden ocurrir deslizamientos de lodos y derrumbes de rocas. Hay que estar bien precavidos", acotó.


💬Ver 0 comentarios