La presidenta del Heend, Jannell Santana, y el vicepresidente José Torres (semisquare-x3)
La presidenta del Heend, Jannell Santana, y el vicepresidente José Torres. (GFR Media)

La Hermandad de Empleados Exentos no Docentes (Heend) denunció hoy, martes, lo que consideran son una serie de gastos innecesarios y exagerados de parte de la administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR), los cuales no se alinean con la situación fiscal que enfrenta la institución universitaria que ha obligado a recortar beneficios a los empleados y aumentar costos a los estudiantes.

La presidenta de la Heend, Jannell M. Santana Andino, detalló que han identificado contratos y órdenes de compra para equipos y servicios que sobrepasan $1 millón. Entre los acuerdos se encuentran servicios de consultoría y órdenes para adquirir togas para la ceremonia de investidura del presidente de la UPR, Jorge Haddock Acevedo, que se celebrará el 13 de junio.

“Es irresponsable y totalmente injusto que mientras los empleados y profesores tenemos sueldos sumamente bajos, se nos reducen beneficios importantes como el plan médico y al estudiantado le aumentan los costos de estudiar, la administración universitaria ande dando contratos y gastando sin medida”, expresó Santana Andino mediante declaraciones escritas.

De acuerdo a documentos suministrados por el sindicato, la UPR gastó $3,525 para adquirir las togas que miembros de la Junta de Gobierno del sistema universitario usarían para la ceremonia de investidura. La orden de compra establece que se comprarán tres togas a un costo de $1,175 cada una, así como la entrega mediante una compañía de envíos.

“No solamente se hace una ceremonia de investidura que no es parte de la cultura de la Universidad para alimentar el ego del presidente, sino que además tenemos que comprarles vestimenta que incluye boina doctoral metálica en oro blanco. Este es el colmo del cinismo para una institución que enfrenta un plan fiscal que pretende arrebatarnos nuestros beneficios”, denunció Santana Andino.

Estos gastos se dan en momentos en que la administración universitaria y el liderato sindical negocian el convenio colectivo que cobijará a los empleados de la Heend. Al momento, las partes aún negocian las exenciones en los costos de matrícula que reciben los empleados, sus hijos y cónyuges.

Asimismo, la líder sindical criticó que la institución ha suscrito acuerdos con agencias de gobierno, entre ellas la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa, por sus siglas en inglés) y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf). Santana Andino detalló que el contrato con Prfaa podría representar una duplicidad de funciones, pues el acuerdo permite que la UPR tenga un funcionario en la capital federal para realizar labores de cabildeo y para identificar fuentes de fondos externos que podrían chocar con las labores de la vicepresidencia de Fondos Externos.

Santana Andino además alertó que un contrato por $200,000 que tiene el presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Walter Alomar, con Aafaf a través de la firma DBPR Legal podría representar un conflicto de interés, ya que el acuerdo establece que la corporación y sus oficiales no pueden recibir compensación de otras dependencias de gobierno. Alomar recibe un salario de $59,400 como profesor de la Escuela de Derecho de la UPR.

“No solamente lo nombraron profesor de la UPR y tiene contratos en otras agencias, ahora también lo contrata Aafaf que es la agencia que instrumenta los planes fiscales en contra de la UPR y que tiene un contrato de $902,000 para asuntos de Promesa. Esto es un claro conflicto de interés moral del que se supone que defienda al primer centro docente”, indicó Santana Andino.

“Aquí lo que han venido es a servirse de la Universidad, a dar contratos y puestos para sus amigos, las conexiones políticas y los donantes. La Universidad no les importa lo que están haciendo es destruirnos poco a poco”, aseveró la presidenta de la Heend.


💬Ver 0 comentarios