Puerto Rico cuenta con un promedio de 13,000 abogados y abogadas. (GFR Media)

Seis de cada 10 abogados en la isla han visto una merma en el número de clientes tras el paso del huracán María, cambio que podría estar vinculado con la entrada de firmas extranjeras para trabajar temas asociados al desastre.

Este factor, junto con otros aspectos como la contracción económica que vive el país, ha transformado la profesión de la abogacía, que cuenta con un 32% menos de despachos legales desde el 2007.

Estos datos forman parte de un estudio comisionado a la firma Estudios Técnicos por la compañía Microjuris para conocer sobre el estado de la situación de muchas áreas de la profesión y la industria legal en Puerto Rico, como el empleo, la remuneración y su aportación económica.

En Puerto Rico hay un promedio de 13,000 abogados y abogadas. En el segmento de 26 a 30 años, el 76% son mujeres.

“Diseñamos este estudio longitudinal para que sirva de faro en momentos en los que los abogados y abogadas experimentan grandes cambios que inciden sobre el futuro de la profesión”, dijo la abogada y CEO de Microjuris, Ataveyra Medina Hernández.

“Con esta información podremos lograr consensos multisectoriales para reenfocar las áreas de formación, apoyo y desempeño de la profesión”, señaló.

Los resultados del estudio se presentarán hoy en la Convención del Colegio de Abogados y Abogadas que se celebra en el hotel Caribe Hilton, en San Juan, hasta este sábado.

Durante el evento, un panel de expertos reaccionará a los datos y propondrá enfoques para encarar los desafíos.

El estudio reflejó, además, que el 47% de los abogados ha realizado algún trabajo relacionado con la recuperación del huracán María. El 91.7% estaba ejerciendo el derecho durante el paso del huracán.

No obstante, la mayoría, un 79% practica el derecho civil y el 61.1%, la notaría. Mientras, ocho de cada 10 han provisto servicios pro bono en algún momento, y el 60% aportó horas pro bono en el 2018.

El 96% de los abogados trabaja. De estos, 84.2% lo hace a tiempo completo.

Prevén cambios

Abordados sobre la realidad de la profesión en la isla, el 59.6% ha considerado mudarse fuera de Puerto Rico. Mientras, el 27.6% dijo que sería probable o muy probable irse del país en los próximos tres años.

“Estos escenarios que hoy nos proveen estas cifras, implican una redefinición de la práctica legal y de los servicios legales”, sostuvo Medina Hernández.

A pesar de la contracción económica que atraviesa la isla, cuatro de cada 10 abogados consideran que durante los próximos cinco años la condición del mercado de servicios legales en Puerto Rico será igual. Una proporción similar considera que será peor.

En cuanto al uso de la tecnología como herramienta de trabajo, el 89.7% la utiliza para búsqueda o investigación legal, el 71.5% para desarrollo profesional y el 71.1% para búsqueda de noticias legales. Un 44.7% considera que los abogados y abogadas se resisten a innovar en el uso de la tecnología.


💬Ver 0 comentarios