Elizabeth García, de Villa del Carmen, cuenta que se sintió mejor preparada que en los pasados terremotos de enero.

La Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR) ajustó en varias ocasiones la magnitud del sismo que estremeció a Puerto Rico en la mañana de este sábado, pero finalmente calculó que el movimiento telúrico fue de 5.4.

Más temprano, la organización señaló que el temblor fue de magnitud 5.2. Al momento, la entidad de investigación indicó que no hay aviso ni advertencia de tsunami.

El director de la RSPR, Víctor Huérfano, explicó a El Nuevo Día que el epicentro del temblor se localizó al sur-sureste de Guánica y tuvo una profundidad de 9 kilómetros.

"Hubo un sismo bastante fuerte sentido en todo Puerto Rico. Particularmente del área suroeste. Ya se ajustó a 5.2. Tenemos una intensidad de V en Yauco, pero otros reportes que bajan hasta VI en Guánica", detalló el experto.

Anticipó que la información irá cambiando según lleguen más reportes de los sismógrafos.

Tras el sismo ocurrieron tres réplicas de magnitud 3.5, 5.0 y 3.3.

En redes sociales, usuarios reportan haber sentido el sismo alrededor de la isla.

Mientras, la Autoridad de Energía Eléctrica indicó que tras el temblor la central cogeneratriz EcoEléctrica salió de servicio, por lo que hubo apagones selectivos en diversos sectores para compensar el déficit de producción de energía. No obstante, para las 7:52 a.m. la corporación pública informó que el relevo de carga había terminado.

En enero, un terremoto de magnitud 6.4 con epicentro también en el área sur afectó a la isla. Tras el sismo, Puerto Rico ha experimentado cientos de réplicas.


💬Ver 0 comentarios