Una vista de la Legislatura Municipal de San Juan en 2016. (GFR Media) (semisquare-x3)
Una vista de la Legislatura Municipal de San Juan en 2016. (GFR Media)

La Legislatura Municipal de San Juan aprobó por unanimidad un proyecto de ordenanza que busca restringir el uso del glifosato en los límites territoriales territoriales de San Juan.

En concreto, el proyecto aprobado prohíbe a cualquier agencia o persona la venta, compra, uso, distribución y posesión de productos que contengan el polémico químico como uno de sus ingredientes. 

Asimismo, establece que el Municipio de San Juan, incluidos los representantes de este y sus contratistas no podrá comprar glifosato o utilizarlo.

“Cumpliendo con nuestro deber y responsabilidad de velar por la salud de los residentes y visitantes de San Juan, hemos aprobado este proyecto de ordenanza, de forma unánime y tripartita, llevando a la acción nuestro compromiso con mejorar la calidad de vida en San Juan a través de la prohibición de este herbicida, que como quedó demostrado a través de vistas públicas, contribuye al deterioro de la salud de la población y del medio ambiente”, expresó Marco Antonio Rigau, presidente de la Legislatura Municipal de San Juan, en un comunicado.

Según el proyecto de ordenanza, países como Dinamarca, Holanda y El Salvador, así como municipalidades de España y Canadá, han prohibido total o parcialmente el uso de glifosato. Asimismo, señala que, en 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del 14 Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), entidad francesa adscrita a la Organización 15 Mundial de la Salud (OMS), tras una extensa revisión de estudios sobre el glifosato, lo 16 clasificó como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

El presunto potencial cancerígeno del glifosato ha desatado amplio debate en la comunidad científica global. No obstante, este mes, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) reafirmó que Roundup es seguro para las personas

La medida dispone que las personas o agencias que violen alguna de estas prohibiciones se le impondrá una multa administrativa de $5,000 por cada violación. Además, contempla que el Municipio Autónomo de San Juan lleve a cabo una campaña educativa sobre las disposiciones de esta ordenanza y para promover y utilizar productos y tecnologías que no sean residualmente tóxicos ni dañinos a la naturaleza y las personas.

El proyecto de ordenanza aprobado se basa en el principio de precaución o cautela el cuál proporciona orientación sobre el desarrollo y la aplicación del derecho internacional del medio ambiente en ausencia de certeza científica.  Además, contempla que, cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá aducirse como razón para aplazar la adopción de medidas destinadas a la protección de la vida y la salud e impedir la degradación del medio ambiente.

El principio de precaución o cautela se abogó por primera vez en la década de 1970 bajo el nombre de Vorsorgeprinzip, durante los debates relativos a la ley medioambiental de Alemania occidental. En el contexto internacional, el principio cautelar obliga a un estado a actuar frente a la incertidumbre científica, para tomar medidas que protejan el medio ambiente natural, la vida y la salud.

El jueves, el Senado de Puerto Rico aprobó un proyecto de ley que prohíbe el uso, por parte del gobierno, del herbicida glifosato para el desyerbado de autopistas, carreteras, avenidas, calles y caminos estatales o municipales.


💬Ver 0 comentarios