Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El mapa muestra en amarillo las zonas afectadas por el periodo “anómalamente seco”. (Captura / droughtmonitor.unl.edu) (horizontal-x3)
El mapa muestra en amarillo las zonas afectadas por el periodo “anómalamente seco”. (Captura / droughtmonitor.unl.edu)

Las fuertes lluvias que se auguran afectarán durante el día de hoy a Puerto Rico son muy necesarias para la región sur, ya que esta zona se encuentra afectada por un periodo de sequía leve que ha comenzado a impactar a la agricultura y el nivel de varios embalses.

Según el informe publicado el pasado jueves por el Monitor de Sequía de los Estados Unidos, el 33.71 del territorio de Puerto Rico está clasificado como “anómalamente seco”

Están impactados los municipios de Cabo Rojo, Hormigueros, Lajas, San Germán, Guánica, Sabana Grande, Yauco, Guayanilla, Peñuelas, Ponce, Juana Díaz, Villalba, Orocovis, Barranquitas, Coamo, Santa Isabel, Salinas, Aibonito, Cayey, Comerío, Cidra, Guayama, Aguas Buenas, Caguas, San Lorenzo y Patillas. 

La hidróloga del Servicio Nacional de Meteorología, Odalys Martínez, precisó que esta zona tiene un déficit de lluvia de entre cuatro a seis pulgadas y mayor en algunas zonas aisladas. 

Comentó que, con el paso de esta onda tropical, la cual llegó a convertirse en el huracán Beryl, se esperan entre dos a cuatro pulgadas de lluvia para toda la isla. Por tal razón, comentó que lo que se podría esperar es que esta precipitación estaría “ayudando a mejorar significativamente” las condiciones de sequía leve que se registran. 

Martínez mencionó, por ejemplo, que no podría considerarse como una solución total ya que habría que esperar cuánto llueve para el suroeste y sur central de la isla. Estas son las áreas más impactadas por la deficiencia de lluvia. 

Asimismo, mencionó que se augura que sea el sureste de Puerto Rico la región que más agua reciba con el paso de esta onda. 

“La mayor probabilidad de lluvia es ahí, aunque toda la isla tiene posibilidades de recibir lluvia”, comentó. 

Debido a este periodo “anómalamente seco”, el lago de Cidra disminuyó su nivel a “observación”, confirmó la portavoz de prensa de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Karim del Valle. 

Esta madrugada el embalse registró un nivel de 401.73 metros. Su nivel óptimo es de 403 metros.

(Captura / AAA)

También está en “observación” el pozo de Juana Díaz de los Acuíferos del Sur. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, este pozo de 49 pies de profundidad tenía esta mañana una deficiencia de 22.17 pies.

Otros de los embalses que están bajo “observación” esta mañana son Carraízo y Guajataca. Sin embargo, Del Valle destacó que no se debe a la leve sequía, sino a otros aspectos. 

Detalló que a Carraízo se le han realizado desde el pasado jueves descargas controladas para evitar problemas relacionados a la lluvia que se espera hoy. 

Dijo que “está en un nivel operacional”, aunque se disminuyó su altura a 38.63 metros, a solo 13 centímetros de alcanzar el nivel de “ajustes operacionales”. 

“Se está haciendo espacio para la lluvia que se espera recibir hoy”, destacó la funcionaria.

Otro embalse que registró descargas controladas fue La Plata. No obstante, el nivel quedó en “seguridad” con 49.33 metros. 

Por otro lado, el embalse de Guajataca se mantuvo en nivel de “observación” desde septiembre pasado, cuando se registró una falla estructural tras el paso del huracán María. Allí, el Cuerpo de Ingeniero del Ejército de los Estados Unidos realiza las labores de reparación.


💬Ver 0 comentarios