El presidente de la Universidad de Puerto Rico, Jorge Haddock Acevedo en una conferencia de prensa en 2018. (GFR Media) (semisquare-x3)
El presidente de la Universidad de Puerto Rico, Jorge Haddock Acevedo en una conferencia de prensa en 2018. (GFR Media)

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock Acevedo, catalogó este martes como “absurdo” que el liderato de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) critique contrataciones que describió como necesarias para generar nuevos ingresos y garantizar la acreditación de la institución.

“Es increíble que califiquen como innecesarios los contratos de recursos que trabajaron en el proceso para que la Universidad cumpliera los requerimientos de las agencias federales y que nos ayudaron a lograr la extensión de la acreditación. Es absurdo que critiquen iniciativas que permitirán incrementar los fondos externos para la creación de nuevas oportunidades y herramientas para nuestros estudiantes y empleados”, expuso Haddock Acevedo en un comunicado.

El presidente sostuvo, por ejemplo, que el contrato otorgado por medio de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, en inglés) ha facilitado el aumento de los fondos federales desde Washington DC.

“Es una práctica exitosa que realizan las universidades más destacadas a nivel global. La Heend no puede pretender mantener la Universidad de Puerto Rico cautiva en el siglo pasado”, agregó.

Hoy, la Heend denunció lo que consideran son una serie de gastos de parte de la administración de la UPR e indicó que ha identificado contratos y órdenes de compra para equipos y servicios que sobrepasan $1 millón.

Asimismo, Haddock Acevedo aseguró que trabaja en la creación de una estructura organizacional para generar nuevos ingresos y agilizar los procesos administrativos. “La Universidad cuenta con una estructura diseñada para gastar y demasiada burocracia, nosotros estamos transformándola en una estructura más ágil para generar ingresos nuevos y mejorar todos los servicios que se ofrecen a los estudiantes”, manifestó.

Indicó, además, que la institución está trabajando en la renovación de los sistemas de información para ofrecer matrícula en línea e incrementar la oferta académica a distancia. Haddock Acevedo también aseguró que se están rehabilitando todos los recintos mediante el plan de mejores permanentes.

“Además, hemos trabajado sin descanso en la preparación de dos estados financieros auditados y single audit en solo siete meses, acabando con un ciclo de incumplimiento de años anteriores. Es sorprendente que pretendan proyectar que la Administración no ha hecho nada”, manifestó.

El doctor en ingeniería añadió que “es bueno escuchar que están reconsiderando su postura y están analizando las propuestas de la Administración. No fue lo que manifestaron al Comité Negociador de la Universidad, pero nos alegra saber que las analizarán”.

“Estamos realizando todos los esfuerzos para alcanzar un acuerdo, pese a lo requerido por la Junta de Supervisión Fiscal. Estamos abiertos al diálogo honesto. Les exhortamos a hablar con la verdad a su matrícula y a evitar los dobles discursos”, dijo.

Las partes, indicó el presidente, se encuentran negociando únicamente las disposiciones relacionadas a las exenciones de matrícula de los empleados, hijos y cónyuges de la organización para el año académico vigente, pues a partir del próximo año 2019-2020 se sustituirán por un nuevo modelo de ayuda económica. El proceso se dilucida en el Negociado de Conciliación y Arbitraje del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos con la asistencia de la mediadora, Elizabeth Irizarry.

Esta propuesta, abundó, surge a raíz de las exigencias de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que, en agosto de 2018, eliminó la mayoría de las exenciones, salvo las otorgadas por concepto de matrícula de honor y las que se conceden por virtud de legislación a los hijos de veteranos, obligando a la Universidad a transformar su sistema de ayudas económicas.

Sobre el contrato por medio de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf) para atender todo lo relacionado a la Ley PROMESA, el presidente universitario explicó que “como parte de los requisitos y procedimientos establecidos por la Junta de Supervisión Fiscal, toda entidad denominada como un covered entity debe de cumplir con un sin número de informes de cumplimiento que incluyen un plan de liquidez, resultados versus presupuesto y planes de implementación. Actualmente, la universidad no cuenta con una estructura para eso. Sin embargo, tiene que cumplir con la legislación federal”. 

Similar a como se ha realizado en otras entidades del gobierno, recalcó, la Aafaf y la UPR firmaron un acuerdo para proveer servicios técnicos relacionados al Plan de Liquidez e informes financieros y fiscales de la UPR. 

En cuanto a la compra de tres togas para miembros de la Junta de Gobierno, el presidente aclaró que se adquirieron para que puedan participar en las graduaciones de los distintos recintos universitarios y ceremonias oficiales, según lo requiere el protocolo institucional.


💬Ver 0 comentarios