En el 2016, el 89.6 por ciento de las victimas en la isla (92 por ciento fueron hombres) murieron a causa de armas de fuego, y el 46.7 por ciento tenían edades de 15 a 29. (GFR Media) (horizontal-x3)
En el 2016, el 89.6 por ciento de las victimas en la isla (92 por ciento fueron hombres) murieron a causa de armas de fuego, y el 46.7 por ciento tenían edades de 15 a 29. (GFR Media)

El Instituto Igarapé, un laboratorio de ideas con base en Brasil, encontró que San Juan fue una de las 50 ciudades más peligrosas en cuanto a número de homicidios por cada 100,000 habitantes en el 2017.

Del mismo modo, la información recopilada por la institución reveló que, en el 2017, 43 de las 50 ciudades más peligrosas siguen siendo de país latinoamericanos o del Caribe, donde el 85 por ciento de las víctimas de homicidios son hombres; en el resto del mundo dicho porcentaje desciende a cerca de un 80 por ciento.

Como si fuera poco, de los países de Latinoamérica y del Caribe que ostentan la tasa más alta de homicidios perpetrados con armas de fuego, Puerto Rico es el país con el porcentaje más alto, un 91 por ciento. Le siguen Honduras, con un 83 por ciento, y Guatemala, con un 85 por ciento.

San Juan no figuró en la tabla de las ciudades más peligrosas del portal The Economist en el 2016. No obstante, San Juan se unió, en el 2017, a ciudades como Baltimore, Detroit, Nueva Orleans y San Luis (Estados Unidos), Palmira y Cali (Colombia), Kingston (Jamaica), Ciudad de Guatemala y Villa Nueva (Guatemala), Choloma, Tegucigalpa y San Pedro Sula (Honduras), y Tijuana y Acapulco (México), entre otros países y ciudades.

En el 2017, el Instituto Igarapé contabilizó 669 homicidios en Puerto Rico para una tasa de muertes violentas de 19.4 por cada 100,000 habitantes. Los números bajaron en comparación al 2016, cuando se registraron 704 homicidios y una tasa de 20.6. En el 2015 ocurrieron 614 homicidios (17.1).

San Juan, con una población de 357,130, registró 155 homicidios para una tasa de 43.4 en el 2017; en el 2015 asesinaron a 116 personas para una tasa de 31.8. El 90 por ciento de las muertes violentas del 2015 en San Juan fueron atribuidas al uso de armas de fuego, el 93.8 por ciento de las víctimas fueron hombres entre las edades de 15-29 (53 por ciento).

En el 2016, el 89.6 por ciento de las victimas en la isla (92 por ciento fueron hombres) murieron a causa de armas de fuego, y el 46.7 por ciento tenían edades de 15 a 29.

En comparación, El Salvador, que se mantuvo como el país más peligroso del mundo por tercer año consecutivo, registró 3,954 homicidios y una tasa de 60 en el 2017; El Salvador, sin embargo, ostenta una población de 6,581,940, versus 3,445,420 en Puerto Rico.

San Salvador repitió como la ciudad con más homicidios por cada 100,000 habitantes. Poco más de un 33 por ciento de todos los homicidios en el mundo ocurren en América Latina y en el Caribe; no obstante, América Latina y el Caribe albergan apenas un 8 por ciento de la población mundial.

The Economist atribuyó el alto número de homicidios en Latinoamérica y el Caribe al tráfico de la cocaína, que se cultiva y procesa, principalmente, en América del Sur y, por consiguiente, es transportada, vía terrestre, por América Central y el Caribe hacia uno de los mercados más grandes del mundo, los Estados Unidos. 

También mencionaron otros factores, como las guerras entre gangas y la corrupción gubernamental y en las fuerzas policiacas, que contribuyen a los altos niveles de violencia en Latinoamérica y el Caribe. Venezuela, Brasil, Colombia, Honduras, Guatemala y México son de los países más peligrosos en América del Sur y América Central.

El Instituto Igarapé recopiló la información utilizada directamente de las agencias de gobierno y de seguridad de cada país.


💬Ver 0 comentarios