Lersy Boria Vizcarrondo.
Lersy Boria Vizcarrondo. (Archivo)

Tras la renuncia de Lersy Boria Vizcarrondo, varias líderes de organizaciones feministas coincidieron ayer en que su salida era “necesaria” para repensar las funciones de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM).

“La salida de Boria (de la OPM) representa una oportunidad para repensar la labor de esta oficina. En este proceso, esperamos que la opinión de las organizaciones feministas sea tomada en cuenta, tanto para la selección de una nueva procuradora, como en los trabajos cotidianos que se realizan desde ese espacio”, dijo Vilma González Castro, directora de Coordinadora Paz para las Mujeres.

Insistió en que se “rompa” con la visión de que la OPM es una agencia gubernamental y que se vea más como un ente fiscalizador.

La licenciada Boria Vizcarrondo entregó ayer, viernes, su carta al gobernador. El 30 de junio había vencido el término de Boria Vizcarrondo frente a la OPM, dependencia que dirigió desde julio del 2018. En entrevista con El Nuevo Día, en el 2021, la exprocuradora no descartó seguir su carrera profesional en la Judicatura.

Mi trayectoria en la OPM me deja la satisfacción de haber podido aportar al cambio de percepción en torno a la violencia de género en Puerto Rico y de haber impactado de manera positiva tantas vidas”, sostuvo Boria Vizcarrondo en su carta de renuncia.

Se debe escoger una persona que conozca la labor con la que se creó la oficina de la Procuradora y que no vaya a aprender cómo fue el caso de Boria”, dijo, por su parte, González Castro.

Del mismo modo, Vilmarie Marie Sierra, presidenta de la Red de Albergues de Violencia Doméstica, opinó que su salida era necesaria porque ya Boria Vizcarrondo “había cumplido con su término”.

“Esa oficina en estos últimos anos ha tenido un estancamiento en todos los aspectos y me parece que tenía buenas intenciones, pero su ejecutoria demostró falta de conocimiento y peritaje en el tema de la violencia contra las mujeres”, expresó.

Del mismo modo, indicó que la exprocuradora de las Mujeres debe ser una profesional que tenga amplio conocimiento en la perspectiva de género y la capacidad de establecer alianzas y acuerdos colaborativos con las organizaciones que “son las que todos los días hacen el trabajo”.

“Esa persona que ocupe el cargo tiene que entender que esa oficina o ese nombramiento es uno de carácter independiente al gobernador o gobernadora de Puerto Rico. Eso es sumamente importante porque es lo que puede hacer la diferencia entre lo que ha pasado”, dijo Rivera Sierra.

Recalcó que la nueva procuradora debe dar continuidad a los protocolos y lineamientos que trabajó el Comité de Prevención, Apoyo, Rescate y Educación (PARE), del que tanto González Castro y Rivera Sierra son parte. El gobernador Pedro Pierluisi extendió hasta el año que viene el Estado de Emergencia por violencia de género.

De acuerdo al Observatorio de Equidad de Género, en lo que va de 2022 se han perpetrado 43 feminicidios: 10 íntimos (por pareja o expareja de la víctima), 25 bajo investigación, dos familiares, uno no-íntimo y cinco indirectos-cuatro por crimen organizado y uno por sobredosis.

En comparación con el año pasado, el 2021 cerró con 45 y, faltando cinco meses para cerrar el 2022, ya se alcanza casi la misma cifra, de acuerdo a datos del Observatorio de Equidad de Género.

Enid Pérez Rodríguez, portavoz de Proyecto Matria, expresó que esperan que se nombre una nueva procuradora que sea avalada por las organizaciones como estipula la Ley 20 de 2001, según enmendada.

“Eso lleva años sin suceder. Wanda Vázquez no fue una consulta ni Lersy Boria. Es importante que la persona sea una mujer que tenga experiencia en los servicios de violencia de género, que conozca las ONGs y que sea una persona imparcial” , sostuvo.

Insistió en que la OPM debe ser un ente fiscalizador ya que no es parte de la rama ejecutiva. Además, que la nueva persona al cargo debe asegurarse de entablar una buena comunicación con las organizaciones que brindan servicios.

Asimismo, la coordinadora de Política Pública de Proyecto Matria compartió que había instancias en las que la OPM radicaba proyectos de ley que no eran consultados con las organizaciones, “donde llegábamos a las vistas públicas con memoriales en contra de esos proyectos porque no tenían razón de ser”.

Esta oficina está para velar que se cumplan las leyes que protegen los derechos humanos de las mujeres y eso no estaba ocurriendo. Más allá de ser una oficina para ofrecer fondos a las organizaciones para que sigan brindando servicios, tiene esa responsabilidad de fiscalizar y de que las agencias estén en cumplimiento con las leyes”, resaltó Pérez Rodríguez.

💬Ver comentarios