(vertical-x1)

Ciudad del Vaticano - El papa Francisco nombró este jueves nuevos arzobispos para Ciudad de México y París, cubriendo dos importantes posiciones en la Iglesia católica con religiosos a los que conoce y ha promocionado en los últimos años.

El nuevo arzobispo de Ciudad de México será el cardenal Carlos Aguiar Retes, al que Francisco convirtió en cardenal el año pasado en un claro indicio de que quería que terminara por sustituir al cardenal Norberto Rivera en el arzobispado.

Aguiar, arzobispo de Tlalnepantla, trabajó con el papa cuando era el cardenal Jorge Mario Bergoglio en el Consejo Episcopal Latinoaméricano, donde ha ocupado puestos de dirección durante 15 años.

Durante el pontificado de Juan Pablo II en 1997 Aguiar fue nombrado tercer obispo de Texcoco (Estado de México).

En el 2000 fue nombrado secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), y entre 2011 y 2015 fue nombrado presidente del mismo organismo.

Dentro de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ha sido desde secretario general a presidente, cargo que ocupó del 2007 al 2012.

En 2009 fue nombrado arzobispo de Tlalnepantla, donde apostó por una "renovación pastoral" y evangelización que empuje a la "edificación de una sociedad más justa", según destaca la archidiócesis. 

Por su parte, el monseñor Michel Aupetit sucederá al arzobispo de París, el cardenal André Vingt-Trois, que se retira. Aupetit era médico especializado en bioética antes de entrar en el seminario y fue vicario de París antes de ser nombrado obispo de Nanterre por Francisco en 2014.


💬Ver 0 comentarios