Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El socorrista tailandés Saman Gunan les llevó oxígeno a los menores, pero luego se quedó sin aire y falleció.

Mae Sai, Tailandia - La muerte de un buzo cuando realizaba una misión de abastecimiento aumentó hoy la presión sobre los equipos que intentan rescatar a los doce menores y al monitor que llevan 13 días atrapados en una cueva del norte de Tailandia.


💬Ver 0 comentarios