La mayoría de los migrantes salieron de Haití expulsados por la inestabilidad política y económica.

Ciudad Acuña, México - Evince Marcellus y Emoniha Rely eligieron una mañana cualquiera de julio para partir hacia el norte, buscando, como cualquier persona del planeta, una vida de menos afanes. Dos años antes, habían salido de Haití, huyendo de las crisis permanentes, interminables, cada día más severas, del desdichado país caribeño, donde, solo en los últimos tres meses, un presidente fue asesinado en su propia casa y un terremoto mató a 2,200.

💬Ver comentarios