Según el alcalde de Camuy, este atractivo turístico, que beneficia principalmente la economía de Camuy, Hatillo y Lares, podría ser reabierto si el gobierno central decide completar las reparaciones y reabrir las instalaciones. (GFR Media)

Desde el paso del huracán María por Puerto Rico, el Parque de las Cavernas del Río Camuy, permanece cerrado, no porque los edificios o el atractivo natural se haya afectado por los vientos y las inundaciones, sino porque fallas en el sistema eléctrico del parque y la falta de personal que trabaje en las instalaciones. 

Según el alcalde de Camuy, Edwin García Feliciano, este atractivo turístico, que beneficia principalmente la economía de Camuy, Hatillo y Lares, podría ser reabierto si el gobierno central decide completar las reparaciones y reabrir las instalaciones. 

“Lo último que supe es que lo que falta es arreglar el asunto de energía eléctrica… Los daños allí no fueron mayores”, dijo el alcalde tras salir de una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez Garced en La Fortaleza, en la que pidió la reapertura del atractivo turístico. 

El parque, al momento de su cierre, empleaba a 20 personas. 

Por otro lado, el alcalde de Camuy urgió a la mandataria a invertir $11 millones en las plantas de producción de agua potable de Camuy y Hatillo, para así darle estabilidad al servicio de acueductos en la zona.

García Feliciano solicitó, además, que se atienda la paralización de los trabajos de construcción del paseo lineal en Camuy, la falta de personal de seguridad en horas de la mañana en las escuelas públicas de la zona y los alquileres de planteles escolares en desuso por $1.

Sobre el alquiler de planteles en desuso, el alcalde precisó que, por ejemplo, la antigua escuela Laurentino Estrella de Camuy, actualmente cerrada, es un plantel por el que todavía se paga la deuda que se generó en la década de los 80 para construir muchos de sus salones de clases. 

“Esos contratos (los arrendamientos de las escuelas en desuso) deben ser a 15 años o más (no por un año) y deben hacerse cargo de esos pagos (de la deuda)”, dijo el alcalde, quien afirmó que el ayuntamiento está dispuesto a hacerse cargo de este plantel en específico si le traspasan la titularidad del inmueble al municipio. 

Por otro lado, el alcalde de Barranquitas, Francisco López, también se reunió en la tarde de hoy con la mandataria, encuentro que aprovechó para recordar que en el ayuntamiento que dirige hay 243 proyectos de recuperación y reconstrucción que no han comenzado por los retrasos en los desembolsos de fondos federales.

“Esa es la preocupación más grande que tenemos. Son carreteras estatales y municipales que necesitan arreglarse… en Barranquitas se sintieron ráfagas de 200 millas por hora. Hubo más de 1,200 casas afectadas. Estas son las preocupaciones que tenemos”, dijo López, quien hoy terminaba su gestión en la alcaldía para acogerse al retiro.


💬Ver 0 comentarios