La pieza legislativa es de la autoría del senador Juan Dalmau. (GFR Media) (semisquare-x3)
La pieza legislativa es de la autoría del senador Juan Dalmau. (GFR Media)

El Senado aprobó este miércoles, con 19 votos a favor, un proyecto de ley que prohíbe el uso, por parte del gobierno, del herbicida glifosato para el desyerbado de autopistas, carreteras, avenidas, calles y caminos estatales o municipales.

Se trata del Proyecto del Senado 130, radicado por el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez.

Votaron en contra los senadores del Partido Nuevo Progresista (PNP) Henry Neumann, Luis Berdiel, José Pérez Rosa, Axel Roque, Abel Nazario, Nelson Cruz, Luis Daniel Muñiz y Evelyn Vázquez. 

Durante las vistas públicas del proyecto, se expresaron a favor los titulares de Salud, Recursos Naturales y Ambientales, Transportación y Obras Públicas y Autoridad de Carreteras y Transportación.

 El Departamento de Agricultura no presentó ponencia, pero el secretario Carlos Flores Ortega ha dicho que usa el producto en su casa y lo ha comparado con el agua al decir que “si usted toma exceso de agua, usted se muere”.

Según la medida, el glifosato es un herbicida patentizado inicialmente por la empresa Stauffer Chemical en 1964 y luego por la multinacional Monsanto, adquirida en el 2018 por la empresa químico-farmacéutica alemana Bayer.

El glifosato es el ingrediente activo principal del producto Roundup, de Monsanto. Actualmente, es el herbicida más utilizado del mundo. 

Se establece en la medida que “distintos expertos y científicos” han realizado estudios donde se demuestra que el efecto nocivo del glifosato en la salud de las personas.

En la comunidad científica global, el químico ha generado amplio debate por su supuesto potencial cancerígeno. En entrevista con El Nuevo Día en abril, el oncólogo puertorriqueño Fernando Cabanillas sostuvo que “no hay duda” de que el glifosato “es cancerígeno”.

Mientras, este mes, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) reafirmó que Roundup es seguro para las personas. La agencia encontró que el químico no representa “ningún riesgo de preocupación” para las personas que hayan estado expuestas, ya sea en granjas, en patios o a orillas de carreteras, o como residuos que quedan en los cultivos alimentarios.

Al expresarse en contra de la medida, Berdiel manifestó que esta afectaba a los agricultores, que utilizan el producto en sus fincas. En el debate, Dalmau Ramírez aclaró que la pieza legislativa no tiene impacto alguno sobre trabajadores del agro.

El 13 de mayo pasado un tribunal de California ordenó a Monsanto pagar $2,050 millones a una pareja que aseguró que Roundup les provocó cáncer. Meses antes un jurado federal de la ciudad de San Francisco ordenó a Monsanto pagarle $80 millones a un hombre del condado de Sonoma y el año pasado un exjardinero, también de San Francisco, recibió $89 millones tras ganar la demanda que entabló contra la multinacional.


💬Ver 0 comentarios