(Agencia EFE)

Un sacerdote polaco, de 63 años, está recluido en el Hospital Dr. Pila de Ponce tras ser encontrado con laceraciones en su cuerpo la madrugada de ayer, viernes, en el Paseo Lineal de dicho municipio.

El capitán Joel González, del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Ponce,  informó a El Nuevo Día que el padre Stanislaw Szczepanik fue hallado tirado en el pavimento de la zona a eso de las 5:25 a.m. Se suponía que a las 6:00 a.m. diera la misa en la parroquia La Milagrosa.

No obstante, aunque en las redes sociales circula información de que el sacerdote tiene muerte cerebral, González indicó a este medio que este no ha sido desconectado. "Todavía se están haciendo estudios. Falta todavía", manifestó el capitán y añadió que en la investigación "al momento lo que tenemos es un incidente desgraciado".

González sostuvo que junto a Szczepanik se encontraba su bicicleta y que era práctica del religioso salir por las mañanas a correrla. Su cartera con identificación y papeles, además de su celular, los había dejado en la casa parroquial.

Sobre las heridas que presentaba, el capitán del CIC sostuvo que eran "compatibles con una caída, pero eso son especulaciones. Estamos en investigación". El informe preliminar de la Policía destaca que el médico que lo atendió inicialmente "diagnosticó múltiples traumas (en el) área oxipital, con herida abierta".

Szczepanik llevaba poco en tiempo en Ponce. Anteriormente estuvo en Manatí.

En efecto, el obispo de Arecibo, monseñor Daniel Fernández Torres, indicó en expresiones escritas a El Nuevo Día que  "con gran consternación ha llegado a nosotros esta trágica noticia, por lo que pedimos al pueblo de Dios que se una en oración por el descanso eterno del padre Stanislaw Szczpanik, Vicario Parroquial de la Parroquia Sagrada Familia de Manatí, con la esperanza del Resucitado que no abandona a los que le sirven".

Szczepanik pertenecía a la orden de los Padres Paules. 


💬Ver 0 comentarios