“Vean la evidencia”, dijo el productor al alegar persecución política y fabricación en el caso en su contra por presunta extorsión.

El juez federal Francisco Besosa llamó este martes la atención del productor Sixto “George” Díaz Colón, acusado de extorsionar a funcionarios de la administración de Ricardo Rosselló con la publicación del chat de Telegram, por hacer referencias y comentarios de elementos que no han desfilado como prueba en la sala del tribunal.

“Ayer, usted sí habló y usted le dijo a la prensa que le preguntaran a ciertas personas sobre ciertas cosas. Si habla sobre algo que ya ha sido público en el caso, es un juego limpio, pero si es algo que no ha sido parte del caso o cree que debe ser parte, debe decir que no puede hablar”, le dijo el juez, inmediatamente al reanudar el juicio tras el receso de almuerzo.

Besosa contestó así, luego que la fiscalía le puso en conocimiento de las expresiones que hizo ayer el productor conocido como Sixto George. Al salir del tribunal, alegó persecución política y fabricación del caso en su contra.

“Vayan donde Wanda Vázquez, Jenniffer González, Thomas Rivera Schatz... Escuchen este nombre: Arnaldo Claudio... y pregúntenle si con sus influencias me mandaron a perseguir”, dijo a la prensa.

Luego de la advertencia del juez, Díaz Colón se puso de pie y alegó en sala que lo único que le había dicho a la prensa era que no podía hacer comentarios. Ahí el juez le comentó que al mencionar cosas que no habían desfilado como prueba estaba violando la orden de mordaza.

La fiscalía también puso en conocimiento al juez de la divulgación de un audio en una página de Internet, que aún no había sido presentado como prueba, y al que solamente tenían acceso la fiscalía y la defensa.

“No sé cómo pasó, pero solo el gobierno y la defensa se supone que tuviera acceso a este material y. sin embargo. ha sido publicado”, cuestionó Besosa, luego de una reunión de las partes en el estrado.

💬Ver comentarios