Wanda Vázquez Garced a su salida del Tribunal federal, en Hato Rey.
Wanda Vázquez Garced a su salida del Tribunal federal, en Hato Rey. (Carlos Rivera Giusti)

La acusación federal emitida por un gran jurado contra Wanda Vázquez Garced y otros dos acusados reveló detalles sobre el supuesto esquema de soborno por el que la exgobernadora ahora enfrenta tres de un total de siete cargos, por presuntamente conspirar y aceptar sobornos para financiar su campaña electoral de 2020.

En sus primeras páginas, el documento pliego sostiene que desde alrededor de diciembre 2019 hasta junio de 2020, la entonces gobernadora, el banquero internacional Julio Herrera Velutini y el exagente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) Mark Rossini, “conspiraron a sabiendas y deliberadamente”, con otros, para “cometer delitos contra los Estados Unidos”.

Los cargos contra Vázquez Garced incluyen conspiración, soborno y fraude electrónico, y de ser encontrada culpable, podría recibir una sentencia máxima de 20 años de cárcel.

Según el pliego acusatorio, desde principios de 2019 Herrera Velutini –dueño de Bancrédito International Bank & Trust Corporation– junto a sus coconspiradores, buscó interferir tanto con las funciones de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico (OCIF) como con las de la Oficina de Control de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La acusación resalta que Herrera Velutini y Rossini acordaron brindar “miles de dólares” en fondos para apoyar la campaña a la gobernación Vázquez Garced a cambio de que la también exsecretaria de Justicia exigiera la salida del entonces comisionado de la OCIF, George Richard Joyner Kelly, quien realizaba una auditoría a Bancrédito.

El supuesto acuerdo incluía que Vázquez Garced nombrara un nuevo comisionado de la OCIF que Herrera Velutini favoreciera. Vázquez Garced designó a Víctor Rodríguez Bonilla al cargo en mayo de 2020; Rodríguez Bonilla fue consultor de Bancrédito.

“Herrera Velutini, Rossini, Vázquez y sus coconspiradores se comunicaron en secreto entre sí directamente, a través de intermediarios y a través de mensajes de texto, correo electrónico y aplicaciones de mensajería basadas en Internet, y durante reuniones en persona, para discutir aspectos del acuerdo para pagar sobornos a Vázquez Garced”, se alega en el pliego acusatorio.

El documento añade que Herrera Velutini y Rossini utilizaron a John Blakeman, colaborador de la campaña de Vázquez Garced, y a Frances Díaz, principal oficial ejecutiva (CEO, en inglés) de Bancrédito, como intermediarios con la exgobernadora y otros miembros de su administración. Ambos se declararon culpables en la esfera federal.

Los intercambios de mensajes de texto plasmados en el pliego acusatorio iniciaron a mediados de diciembre de 2019. El 17 de diciembre de ese año, Herrera envió un texto a Blakeman en el que mencionaba a una firma de consultoría internacional que podría ayudar a Vázquez Garced a ganar.

“En o alrededor del 14 de enero de 2020, Herrera Velutini, Díaz y Blakeman se reunieron con Vázquez Garced en La Fortaleza”, reza el pliego. Días después, Rossini envió un mensaje de texto a un individuo que no se identifica, explicando que Herrera Velutini, “Individuo C” y otra persona financiarían “la campaña de la gobernadora de Puerto Rico”.

En otro mensaje de texto enviado por Herrera Velutini a Díaz, en o alrededor del 22 de enero, escribió: “[Individuo C] dice que WV (Wanda Vázquez) quiere saber a quién nombrar en OCIF”. Según el pliego, el Individuo C es un “inversionista residiendo en Puerto Rico”.

Alrededor del 20 de febrero de 2020, Blakeman informó al “Individuo A” y otros en un mensaje de texto que el trabajo de la firma de consultoría internacional para la campaña política de la gobernadora le costaría a Herrera $500,000.

“En o cerca de febrero de 2020, Vázquez, Blakeman, Individuo A, Individuo B y otros se reunieron en La Fortaleza para discutir la oferta de Herrera para apoyar financieramente la campaña de elección de Vázquez Garced a cambio de que rescinda (remueva) del comisionado de la OCIF”, agrega. La renuncia de Joyner Kelly fue efectiva el 6 de marzo.

Vázquez Garced volvió a reunirse con los dos acusados y otras figuras el 28 de febrero, en un hotel en Condado, para conocer sobre los servicios de la firma de consultoría internacional. Ese día también discutieron la creación de un Súper PAC (comités de acción política) para apoyar su candidatura.

El 3 de marzo de 2020, Herrera Velutini envió un mensaje a Rossini sobre la necesidad de un “director de campaña”, y de cómo este no quería que dicha persona fuese “un mono de Puerto Rico”. Rossini respondió que la firma de consultoría internacional buscaría alguien de Washington D. C. y añadió: “necesitamos a alguien que sea nuestro”.

En o alrededor del 25 de marzo de 2020, el banquero internacional pagó a la firma de consultoría 263,000 euros, equivalente a unos $315,000, por llevar a cabo una investigación política en conexión con la elección a gobernador de Puerto Rico en 2020.

El Súper PAC a favor de Vázquez Garced fue registrado en o alrededor del 8 de abril de 2020 ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC, por sus siglas en inglés).

Para la fecha del 6 de mayo de ese año, Blakeman se reunió con Vázquez Garced en La Fortaleza. Al día siguiente, Rossini le preguntó cómo le fue en el encuentro, a lo que Blakeman contestó que “fue una reunión buena. Esta mañana me preguntaron por el número del director propuesto para OCIF”, a lo que Rossini respondió: “Fantástico. Buenas noticias”.

El 14 de mayo, Vázquez Garced anunció el nombramiento de Rodríguez Bonilla como el nuevo comisionado de la OCIF.

Esta mañana, el jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, William Stephen Muldrow, enfatizó que el gobernador Pedro Pierluisi no está vinculado al caso. El documento menciona que, tras la derrota de Vázquez Garced en las primarias, Herrera Velutini comenzó a financiar las campañas del “Funcionario Público A” (Pierluisi) y su oponente en la elección general.

“La acusación sí dice que Herrera Velutini pensó que iba a recibir beneficios a cambio de aportar dinero a la campaña del gobernador; los actos que fueron relacionados con ese esquema de soborno fueron parte de la operación encubierta que el FBI supervisó. Entre abril de 2021 y agosto de 2021, Herrera Velutini utilizó intermediarios para transmitir su oferta de soborno a un testigo que se presentaba como representante del Funcionario Público A, pero que en realidad actuaba bajo la dirección del FBI”, precisó Muldrow.

El arresto de Vázquez Garced ocurrió, en la mañana de hoy, jueves, en su residencia y quedó libre con una fianza asegurada de $50,000. Herrera Velutini se encuentra en Londres, mientras que Rossini está en Madrid, por lo que Muldrow resaltó, en conferencia de prensa, que están en comunicación con ambos países para, posiblemente, iniciar procesos de extradición.

💬Ver comentarios