Wanda Vázquez sale de la sede central del FBI en Hato Rey.
Wanda Vázquez sale de la sede central del FBI en Hato Rey. (Carlos Rivera Giusti/Staff)

Un gran jurado federal emitió el miércoles, una acusación de siete cargos por soborno contra la exgobernadora Wanda Vázquez Garced, el banquero internacional natural de Venezuela, Julio Herrera Velutini, y Mark Rossini, un exagente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés).

De los siete cargos contenidos en el pliego acusatorio, Vázquez Garced enfrenta tres denuncias: conspiración para defraudar al gobierno de los Estados Unidos, soborno relacionado a un programa federal y fraude electrónico.

En conferencia de prensa este jueves desde las oficinas de la Fiscalía federal en Hato Rey, el jefe de la Fiscalía federal en Puerto Rico, Stephen Muldrow, indicó que, en síntesis, la exgobernadora fue acusada por conspiración, soborno y fraude electrónico.

Según la acusación federal, entre diciembre de 2019 y junio de 2020, Vázquez Garced participó en un plan de sobornos con varias personas, entre ellas Herrera Velutini y Rossini, para financiar la campaña primarista de la entonces gobernadora en 2020. El monto del dinero del soborno que recibió la campaña de la gobernadora superaba los $300,000, según la acusación.

Herrera Velutini es propietario del banco internacional Bancrédito, que opera en San Juan. Rossini, por su parte, es un exagente del FBI que, según Muldrow, brindó servicios de consultoría a Herrera Velutini y “facilitó pagos a consultores para dar apoyo a la campaña electoral de Vázquez Garced”.

La acusación plantea que Herrera Velutini y Rossini prometieron financiar la campaña de Vázquez Garced a cambio de que la entonces gobernadora despidiera al comisionado de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico (OCIF), George Richard Joyner Kelly, a raíz de una auditoría que realizaba la OCIF en 2019 a Bancrédito.

¿Cómo fue el alegado esquema de soborno de más de $300,000?

El pliego acusatorio detalla que comenzando en el 2019 el banco de Herrera Velutini enfrentaba una auditoría de parte de la OCIF, ente gubernamental que fiscaliza las instituciones bancarias en la isla.

“A través de intermediarios, Herrera Velutini y Rossini supuestamente prometieron proveer financiamiento económico a la campaña de Vázquez Garced a cambio de que finalizara la auditoría a Bancrédito”, lee la acusación.

Las autoridades federales alegan que Vázquez Garced aceptó el soborno y en febrero del 2020 exigió la renuncia de la persona que dirigía la OCIF y en mayo ubicó en la dirección a otro funcionario. Ese funcionario que le sustituyó fue Víctor Rodríguez Bonilla, quien era consultor de cumplimiento de Bancrédito.

Además, el pliego acusatorio sostiene que después de que Vázquez Garced perdiera la primaria de agosto del 2020 por la candidatura a la gobernación, Herrera Velutini vio la oportunidad de sobornar a su “sucesor” a través de una persona que es identificada como el “representante del oficial A”.

“Herrera Velutini alegadamente utilizó intermediarios para hacer su oferta de soborno”, indica el pliego acusatorio. Se indica además, que el banquero alegadamente dirigió un pago de $25,000 a un comité de acción política al que está asociado el “representante del oficial A” con la expectativa de que terminara la auditoría contra su banco.

En total, el esquema de soborno fue de más de $300,000 indica el pliego acusatorio y la información brindada por las autoridades federales.

El banquero internacional Julio Herrera Velutini, dueño de Bancrédito, que opera en San Juan.
El banquero internacional Julio Herrera Velutini, dueño de Bancrédito, que opera en San Juan. (El Nuevo Día)

Lee el pliego acusatorio:

La exgobernadora aceptó la oferta en diciembre de 2020. Como parte del acuerdo, añadió Muldrow, Vázquez Garced accedió a nombrar un nuevo comisionado de OCIF que sería elegido por Herrera Velutini.

“A cambio, pagaron más de $300,000 a consultores políticos en apoyo a la campaña de gobernación”, precisó Muldrow.

De ser hallados culpables, pueden enfrentar, cada uno, una pena máxima de 20 años de prisión. Herrera Velutini está en Reino Unido y el exagente federal se encuentra en Madrid.

En el esquema de soborno también participó John Blakeman, colaborador y recaudador de la campaña electoral de la exgobernadora –y quien se declaró culpable tras un acuerdo con la Fiscalía federal–, y Frances Díaz, quien era la CEO del banco internacional que pertenecía a Herrera Velutini.

“El alegado esquema de soborno llegó al nivel más alto en el gobierno de Puerto Rico, amenazando la confianza del pueblo en sus procesos electorales y en instituciones de gobierno”, sostuvo el asistente del fiscal federal, de la División Criminal del Departamento de Justicia federal, Kenneth A. Polite.

Tanto Díaz como Blakeman ya se declararon culpables ante las autoridades federales, recordó Muldrow. Agregó que cada uno puede enfrentar una pena máxima de cinco años en prisión.

“El arresto de hoy no es motivo de celebración, es lamentable tener que pararnos aquí una vez más por la conducta de oficiales públicos”, expresó el director del FBI en Puerto Rico, Joseph González.

Muldrow aprovechó para reiterar en múltiples ocasiones que el actual gobernador Pedro Pierluisi no tiene nada que ver con este caso.

💬Ver comentarios