Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Sentencian a 109 años de cárcel a Keishla Pérez Bigio por el asesinato de su madrastra, la empresaria Hilda Padilla

La determinación judicial surge a cuatro años y cinco meses del crimen, que ocurrió mientras la víctima transitaba por la avenida Los Filtros, en Guaynabo, junto a sus dos hijas

9 de febrero de 2024 - 2:51 PM

De acuerdo con la investigación de las autoridades, Keishla Pérez Bigio pagó para que asesinaran a su madrastra.
La vista de sentencia se celebró este viernes en el Centro Judicial de Bayamón. (gerald.lopez@gfrmedia.com)

Bayamón - La jueza superior Mariela Miranda Recio, del Tribunal de Bayamón, sentenció este viernes a Keishla Pérez Bigio a cumplir una condena de 109 años en prisión por su rol en el asesinato de su madrastra, Hilda Padilla Romero, en hechos que ocurrieron en el 2019.

Miranda Recio encontró culpable a Pérez Bigio el 21 de noviembre de 2023, día en que culminó el juicio por derecho contra la joven y contra William Avilés González, uno de dos individuos que la ahora convicta contrató para matar a Padilla Romero. La vista de lectura de sentencia contra Avilés González fue aplazada hasta el 12 de marzo, puesto que el informe presentencia no estaba listo para la vista celebrada hoy en la sala 605.

La vista inició, pasadas las 10:19 a.m., cuando entraron a sala ambos acusados. Pérez Bigio tenía el cabello suelto y vestía el uniforme de confinada. Tan pronto se sentó, la acusada buscó con la mirada a sus familiares, se sonrió y le lanzó besos a su padre, Juan Pérez Colón.

Cuando llamaron su caso, Pérez Bigio se paró al lado de su representación legal y respondió con un “no” cuando la jueza le preguntó si tenía algo que expresar antes de conocer su sentencia por los cargos de asesinato en primer grado (99 años) y violación a la Ley de Armas (10 años).

“Son 109 años. Ya se le pudo hacer justicia (a mi mamá), pero aún así falta. Tengo que pelear por mi hermana, que eso es otra cosa que viene en el camino. No la he visto desde el 2020″, dijo la hija de la víctima, Yaireishka Morales Padilla, al culminar la vista.

En declaraciones a la prensa, Morales Padilla agregó que estaba en paz porque “se hizo justicia”. “La verdad es que, por los cargos como tal, ya yo sabía que iba a ser varios años (la sentencia). Estamos felices porque va a estar el resto de su vida en la cárcel”, mencionó la joven.

En la foto, Yareishka Morales Padilla, hija mayor de la empresaria y María Rojas, madre adoptiva, madrina y mejor amiga de la víctima.
En la foto, Yareishka Morales Padilla, hija mayor de la empresaria y María Rojas, madre adoptiva, madrina y mejor amiga de la víctima. (Pablo Martinez)

Sobre la actitud de Pérez Bigio durante la vista, Morales Padilla destacó que “eso muestra su verdadera cara”. En relación a esto, Maria Rojas, mejor amiga de la víctima y quien asumió la custodia de Morales Padilla, dijo que “esa es parte de su personalidad. Ella (Keishla) es así”.

“Que se pudra en la cárcel”

Por su parte, la hermana de la víctima, Sandra Padilla, expresó que el proceso judicial “tardó mucho”, pero que estaba satisfecha con el resultado. Agregó que esperaba la sentencia y enfatizó que Pérez Bigio nunca mostró arrepentimiento por el asesinato de Padilla Romero.

“Ella (Pérez Bigio) nunca ha sentido arrepentimiento por absolutamente nada y por mí que se pudra en la cárcel porque nunca mostró arrependitimiento por lo que ella hizo”, agregó Padilla, quien además agradeció al Ministerio Público por la labor realizada.

Asimismo, el hermano de la víctima, José Padilla, indicó que “primeramente, le damos la gloria es para Dios, porque independientemente de los abogados que ella tenía, los contratiempos (en el caso), todo, se hizo justicia. Le damos la gloria a Dios”.

Reacciona el Departamento de Justicia

En declaraciones escritas, el secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, expresó que “así como le arrebató su vida a la víctima, Keishla Perez Bigio tendrá toda una vida para arrepentirse de sus actos crueles y perpetrados de manera fría y calculada”.

Emanuelli destacó la labor de “excelencia” de los fiscales Gracielys Vega Bermúdez, Carmen Iris Ortiz Rodríguez e Iván Rivera Labrador, quienes litigaron arduamente hasta el final, durante un proceso que duró años, “y lograron que se le hiciera justicia a la familia de Padilla Romero”.

Sandra Padilla, hermana de la víctima, Hilda Padilla Romero, destacó que Keishla Pérez Bigio nunca ha mostrado arrepentimiento.
Sandra Padilla, hermana de la víctima, Hilda Padilla Romero, destacó que Keishla Pérez Bigio nunca ha mostrado arrepentimiento. (Pablo Martinez)

“Nuestra solidaridad con sus hijas y parientes”, agregó.

En tanto, Jessika Correa González, la jefa de fiscales, manifestó que ‘este es un caso que he tenido muy cerca como fiscal, pues fui la fiscal de escena e investigadora de este vil asesinato que conmovió a un pueblo entero, por la forma y manera en la que ocurrieron los hechos”.

“Tras el fallo de culpabilidad y la sentencia de 109 años de Keishla Pérez Biggio, hoy se cierra el último capítulo de esa tragedia y se le hace justicia a la familia Padilla. Mi agradecimiento a los fiscales que llevaron el proceso ante el Tribunal”, afirmó Correa González.

De igual manera, Vega Bermúdez se expresó satisfecha ante la determinación judicial. “Se hizo justicia y ya esta etapa, este capítulo, esperamos que (los familiares de la víctima), puedan culminarlo, cerrarlo y continuar con sus vidas”, abundó, en el tribunal.

Asimismo, Ortiz Rodríguez planteó que el proceso judicial se dilató debido a la pandemia y las controversias en derecho que surgieron. “Era una prueba extensa, complicada, (había) mucha evidencia digital y electrónica, que conllevó muchas vistas... Era un caso complejo”, dijo.

Sobre el futuro de Pérez Bigio y si existe la posibilidad de que la convicta quede en libertad tras acogerse a algún tipo de beneficio o bonificación, la Fiscalía explicó que, luego de un mínimo de 25 años en la cárcel, la confinada podría solicitar a la Junta de Libertad Bajo Palabra.

“Tiene que cualificar y tiene que cumplir con los criterios. No puedo decir que va a salir en un tiempo específico. Ella tiene que cualificar y (podría solicitar ese beneficio) dentro de un mínimo de 25 años, pero eso no significa que se le va a conceder”, afirmó Rivera Labrador.

El juez superior de Bayamón, Pedro Saldaña, encontró causa para juicio contra Keishla Pérez Bigio (der.) y William Avilés González, el pasado 10 de marzo, por el asesinato de Hilda Padilla Romero. (GFR Media)
En la foto, Keishla Pérez Bigio (derecha) y William Avilés González, acusados por el asesinato de la empresaria.

Coincidiendo con la explicación de Rivera Labrador, Ortiz Rodríguez indicó a la prensa que “eso no significa que a los 25 (años en prisión) va a salir. Es que a los 25 (años) puede la Junta considerarlo y si cualifica, pues decidir si le da una libertad bajo palabra”.

En tanto, la defensa de Pérez Bigio, integrada por los licenciados Carlos Beltrán, Jesús Miranda, Marcelino Ruiz y Carlos Ramos, no emitió comentarios. Mientras, Edwin Castro, representante legal de Avilés González, no estuvo presente en la vista de sentencia.

La evidencia presentada

Padilla Romero fue baleada, el 30 de septiembre de 2019, mientras conducía, pasadas las 5:30 p.m., una guagua Honda Pilot, color negra, acompañada de sus dos hijas, de 8 y 17 años, por la avenida Los Filtros, en Guaynabo, pero falleció en el Centro Médico, en Río Piedras.

Durante la celebración del juicio, la Fiscalía de Bayamón presentó una extensa prueba, que incluyó testimonios, pruebas de referencia y evidencia demostrativa, incluyendo tres grabaciones en audio. Como parte del caso, declararon sobre 20 testigos, entre ellas la hija de la víctima.

Según la Fiscalía, Pérez Bigio acordó pagar $2,000 a Luis González Martínez, asesino confeso de Padilla Romero, para que perpetrara el crimen, pero al final solo pagó $1,500. De esos, González Martínez se habría quedado con $750 y Avilés González con los otros $750.

La teoría de la Fiscalía es que Pérez Bigio fue la “mente creadora” del crimen e ideó un plan para que González Martínez le resolviera el “problema de su madrastra”, mientras que, Avilés González habría conducido el vehículo desde donde González Martínez disparó.

De la prueba desfilada en el juicio se desprende que González Martínez y Pérez Bigio se habrían comunicado, al menos, en 11 ocasiones el día del crimen, y la autopsia de la víctima reveló que recibió cinco impactos de bala, uno de los cuales se hizo a “tres pies o menos” de distancia.

Luis González Martínez. (GFR Media)
Luis González Martínez. (GFR Media)

También, el análisis realizado por el Instituto de Ciencias Forenses (ICF) arrojó que los casquillos y proyectiles de bala que fueron recuperados en la escena del crimen son compatibles con una pistola negra, marca Glock, modelo 27, calibre .40, que le fue ocupada a González Martínez.

En el juicio, además, la hija de la víctima, Yaireishka Morales Padilla, identificó, el 26 de octubre de 2023, la voz que se escucha en unas tres grabaciones de audio presentadas por la Fiscalía y que fueron extraidas de un celular de González Martínez como la de “Keishla Pérez Bigio”.

“Tengo que salir de ese parásito, que me está afectando a mí y a mis hijos… Dime cuándo vamos a trabajar eso, dale. Ya estoy motivá”, se escucha decir a una mujer en uno de los audios. “Es que estoy llorando Luis porque esa pu##, esa pu##, acho, tú no sabes en verdad… Discutí con mi papá por culpa de esa pu##, que después te contaré”, agrega.

Cabe destacar que, González Martínez se declaró culpable, el 10 de enero, de los cargos que pesaban en su contra por el asesinato de la empresaria.

Ante la alegación de culpa, la jueza Carmen Otero, Tribunal de Bayamón, impuso una sentencia de 105 años de cárcel contra González Martínez por un cargo de asesinato en primer grado y otros dos por la portación y uso de armas de fuego sin licencia y apuntar o disparar un arma.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: