Sergio Ramírez
💬

El mundo que da miedo

He vuelto a ver el video donde el tenor polaco Leszek Świdziński canta Nessun Dorma en un patio rodeado de los edificios de un hospital de Varsovia, por cuyas ventanas se asoman médicos, enfermeras, pacientes con mascarillas, mientras los miembros del coro, vestido de cualquier manera, y como si pasaran por el patio por mera casualidad, van juntando sus voces. Al final, los espectadores enclaustrados aplauden, lanzan vivas al tenor. Son voces remotas, como de otro mundo. El mundo del encierro. Siento que podría contemplar la escena desde una de esas ventanas.

Otras columnas de Sergio Ramírez

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Capitán, el niño está preocupado…

En las redes sociales lo que vale es el sentimentalismo sin cortapisas; la carta de despedida de García Márquez ni siquiera estaba escrita en clave de realismo mágico, escribe Sergio Ramírez

jueves, 20 de agosto de 2020

Entre Orwell Y Kafka

Nicaragua es un país orwelliano, donde la mentira oficial busca imponerse sobre la verdad, y crear una realidad paralela que a través de la reiteración del discurso llegue a volverse dominante, escribe Sergio Ramírez

jueves, 23 de julio de 2020

Contrapunto entre mezquindad y grandeza

El conflicto se presenta entonces entre arte y ética, y no entre arte y política, y es allí donde me hallaba dividido entre la admiración por Elia Kazan y el dolor ante la delación de que fue capaz, escribe Sergio Ramírez

sábado, 27 de junio de 2020

Un escritor que crea gobernando

Cuando propuse al presidente Carlos Alvarado este diálogo, algunos asesores le aconsejaron que no se vería bien que, en tiempo de crisis, él apareciera hablando de literatura. Pero pensó que valía la pena, relata Sergio Ramírez