Carlos Beltrán, su compañero por cuatro campañas en los Mets, Carlos Delgado, y Alex Cora, compartiendo tiempo juntos durante una clínica de béisbol en 2016 en Carolina. (Archivo / GFR Media)

El exjugador de Grandes Ligas Carlos Delgado, otrora primera base de los Mets de Nueva York y excompañero de equipo del también boricua CarlosBeltrán de 2006 a 2009, opinó con cautela acerca del escándalo que sacudió a la franquicia de los Astros de Houston en estos días, y en el que los nombres de Beltrán y del dirigente de Boston Alex Cora aparecen implicados.

Esta pasada semana el lanzador Mike Fiers fue citado por The Athletic con fuertes declaraciones, en las que reveló que los Astros de 2017 robaron señales de los contrarios ilegalmente, con el uso de una cámara situada en el jardín central de su estadio Minute Maid Park, y un monitor colocado en el túnel entre el dugout y el camerino local.

De acuerdo al reporte del medio especializado The Athletic, los Astros se habrían valido de estos instrumentos para ayudar a sus bateadores revelando el pitcheo que debían esperar en ciertas situaciones, utilizando la señal recibida de la cámara a través del monitor en tiempo real, y emitiendo un fuerte sonido producido por los golpes de un bate contra un recipiente de basura.

Cora, entonces coach de banco de los Astros en 2017, y Beltrán, jardinero y bateador designado en la que resultó su última campaña previo al retiro, fueron vinculados a ese patrón de robo de señales al tiempo que la oficina del Comisionado de Grandes Ligas ya inició una investigación exhaustiva.

A preguntas de El Nuevo Día, Delgado no quiso adjudicar culpas pero tampoco ocultar que el tema del robo de señales en el deporte del béisbol sea un hecho.

“Salen muchos nombres (involucrados en el supuesto esquema) y hay que ver cuáles serán los detalles de la investigación. Eso ha sido parte del béisbol por muchos años. Lo que habrá que ver es cuál era el reglamento en ese momento. No digo ni bueno ni malo”, opinó de entrada Delgado.

Delgado reconoce que el robo de señales es parte de la dinámica del béisbol, y hasta es aceptable siempre y cuando se haga por medios convencionales, mediante la observación de los propios jugadores y coaches en el terreno de juego, no con el uso tecnología.

El otrora toletero que jugó 17 temporadas para Toronto, Florida y Nueva York, siempre se conoció por ser un estudioso del juego mientras estuvo activo, pero de una manera clásica y hasta a la antigua de cierto modo. El exinicialista portaba una libreta que siempre mantenía en el dugout y en la que siempre que consumía un turno al bate, anotaba en ella cuál fue el resultado de ese turno, el pitcher que enfrentó, qué tipo de lanzamiento realizó, así como el conteo en que bateó o falló.

Pero desde entonces el uso de la tecnología ha proliferado en Grandes Ligas, al punto de que hoy día las organizaciones invierten cientos de miles de dólares para mantener una división de informática que está al servicio de los dirigentes, coaches y jugadores. Esa data recopilada por medio del uso de la tecnología, ha influido grandemente en la toma de decisiones de los pilotos y otros coaches, cambiando incluso la manera de llevar el juego.

Sin embargo, en más de una ocasión, han habido señalamientos del uso de la misma tecnología para el robo de señales. Esa práctica es considerada ilegal, no por el robo de señales en sí, sino por el uso de la tecnología para esos fines.

En ese sentido, Delgado recalcó que Grandes Ligas tendrá que reconocer y determinar cuáles eran las restricciones que imperaban en el reglamento en un pasado, para saber si es aplicable un castigo. Dijo que habría que atemperarlo al presente para dejar aun más claro lo que es y no es permitido en lo que respecta al uso de tecnología durante los partidos.

“Hay que mantener unos parámetros. Lo importante es mantener la integridad del juego.”, agregó.

Cuando se le preguntó su opinión sobre el hecho de que Cora y Beltrán hayan sido vinculados a ese supuesto patrón de robo de señales de los Astros, expresó su respaldo.

“Claro (los respalda). Yo pienso que ellos lo que hacían era ayudar a su equipo de la mejor manera posible con los recursos que tienen. Claro, que uno no respalda las cosas ilegales. Tampoco queremos tapar el cielo con la mano. Pero el juego ha seguido evolucionando”, agregó, reiterando que, por ende, Major League Baseball debe atemperar su reglamentación.

Contento por el nombramiento del manatieño

Por otro lado, Delgado celebró la contratación de Beltrán como nuevo dirigente de los Mets, anuncio que se hizo tan reciente como hace dos semanas, antes de que explotara el escándalo de los Astros.

“Es una noticia espectacular. Sabía que Carlos es un apasionado del béisbol y la verdad que le deseamos lo mejor. A través de los años como jugador demostró ser estudioso, y en esos últimos años se empezó a ver más como un mentor, su liderato y su maenra de comunicarse. Sé que esos mismos atributos le pueden ayudar a tener éxito en Nueva York”, destacó Delgado.

Delgado, máximo jonronero boricua en la historia de Grandes Ligas con 473, seguido precisamente de su compadre Beltrán (435), cree sin duda que al manatieño le ayudará la experiencia que tuvo como jugador en la misma plaza de Nueva York, no solo con los Mets durante casi siete temporadas, sino también con los Yankees.


💬Ver 0 comentarios