Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El 20 de mayo, el invicto púgil Ángel ‘Tito’ Acosta se enfrentará al campeón 108 libras de la OMB, el nipón Kosei Tamaka. (horizontal-x3)
El 20 de mayo, el invicto púgil Ángel ‘Tito’ Acosta se enfrentará al campeón 108 libras de la OMB, el nipón Kosei Tamaka. (Juan Luis Martínez Pérez)

Para la prueba más difícil de su carrera, el invicto púgil Ángel ‘Tito’ Acosta recibió tutorías de un maestro de la fistiana.

El venidero 20 de mayo, Acosta (16-0, 16 nocauts) enfrentará  al campeón 108 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el nipón Kosei Tamaka (8-0, cinco nocauts). La pelea será en el la cancha del campeón, la Takeda Teva Ocean Arena en Nagoya.

Hace unas semanas, Acosta acudió al gimnasio Miguel Cotto Carrasquillo en Caguas, donde entrenó bajo la tutela del veterano excampeón Miguel Cotto Vázquez, quien a su vez es promotor del joven noqueador de Barrio Obrero.

“Me siento bien apoyado por Cotto Promotions y por el señor Miguel Cotto en particular. Me ayudó en dos o tres ocasiones allá en el gimnasio de Caguas. Me mascoteó, trabajo conmigo me orientó sobre la pelea y de cómo cortarle los pasos a Tamaka porque es un peleador que se mueve mucho, dijo Acosta ayer durante una sesión de entrenamiento ante la prensa celebrado ayer en el gimnasio de Barrio Obrero.

“No voy a conseguir un mejor consejero que él; tiene mucha experiencia”, agregó Acosta, quien mostró buena condición y vigor durante la sesión.

Y aunque no ha salido de las Américas, a Acosta no le quita el sueño tener que viajar hasta Japón para pelear por el título mundial. Todo lo contrario.

“Lo más lejos que he viajado es a un torneo continental elite en Ecuador”, recordó Acosta mientras le vendaban las manos en antesala a la sesión de mascoteo, saco y pera loca.

“No me preocupa (el viaje a oriente). Lo que me han dicho es que en el viaje uno la pasa durmiendo. No debo comer mucho porque en el viaje es mucho tiempo ‘sentao”, comentó Acosta sobre la travesía, que incluye un cambio de horario que a menudo afecta adversamente al peleador visitante.

Sin embargo, Acosta dijo que ese aspecto, “no me va a afectar porque ya me  estoy ajustando el horario. Se supone que esté durmiendo ahora mismo pero hice el sacrificio para estar aquí con ustedes”, dijo el invicto retador, quien esperaba salir del gimnasio ayer pesando 111 libras.

La pelea será a un máximo de 108 libras y 12 asaltos.


💬Ver 0 comentarios