Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Andrea Ruiz Costas mientras posaba para que el artista Antonio Martorell pintara sus manos en la pieza "Consuelo (Las manos de Andrea).
Andrea Ruiz Costas mientras posaba para que el artista Antonio Martorell pintara sus manos en la pieza "Consuelo (Las manos de Andrea). (Suministrada)

Un homenaje para su querida hermana mayor, Consuelo, fallecida hace más de un año, llevó al multifacético artista Antonio Martorell por unos caminos en los que el arte, el duelo y la sorpresa se encontraron para darle una relevancia inesperada a la obra que creó.

💬Ver comentarios