Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El drenaje linfático es una forma específica de masaje que consiste en una serie de maniobras suaves que ayudan a movilizar la linfa y eliminar las toxinas acumuladas.
El drenaje linfático es una forma específica de masaje que consiste en una serie de maniobras suaves que ayudan a movilizar la linfa y eliminar las toxinas acumuladas. (Shutterstock)

Algunos lo describen como el “toque sanador” que permite restablecer el equilibrio físico y mental. Mientras que otros lo ven como una oportunidad de relajación para soltar el estrés que tanto daño nos hace a diario. En ambos casos, es lo que se logra a través del masaje terapéutico que, entre otros beneficios, mejora la circulación sanguínea, ayuda a tratar ciertas lesiones, relaja los músculos, alivia dolores y disminuye la ansiedad, tensión o cansancio.

💬Ver comentarios