El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (AP)

Washington.-  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró hoy que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares “se encuentra bajo asedio" por todos los múltiples grupos que reclaman que renuncie a su puesto.

En dos tuits enviados esta mañana, Trump insistió en que el liderazgo político de Puerto Rico es corrupto y, como es usual, no dejó fuera de sus críticas a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. También volvió a alegar falsamente que la isla ha recibido $92,000 millones en asistencia federal para mitigar los daños causados por el huracán María.

“Muchas cosas malas están sucediendo en Puerto Rico. El gobernador se encuentra bajo asedio, la alcaldesa de San Juan es una persona despreciable e incompetente en quien no confiaría en ninguna circunstancia, y el Congreso de los Estados Unidos dio tontamente 92 mil millones de dólares para el alivio de huracanes, muchos de los cuales se desperdició… nunca se volvió a ver. Esto es más del doble de la cantidad otorgada a Texas y Florida combinados. Conozco bien a la gente de Puerto Rico y son geniales. Pero gran parte de su liderazgo es corrupto, y le están robando a ciegas al gobierno de los Estados Unidos”, indicó.

El martes, la Casa Blanca había indicado que los más recientes cargos de corrupción en contra del gobierno de Puerto Rico y el escándalo del chat que implica al gobernador le dan la razón a Trump de que el gobierno de Puerto Rico es corrupto y altamente politizado.

Al mismo tiempo, un portavoz del presidente señaló entonces que están “comprometidos” a proteger los fondos estadounidenses y a los supervivientes del huracán María “de la corrupción política y el abuso financiero”.

Pero, Trump ha vuelto a repetir el argumento de Puerto Rico ha recibido más de $90,000 millones, el mismo que utilizó en la primavera con la idea de frenar nuevas asignaciones para Puerto Rico.

En realidad, los fondos asignados a Puerto Rico para mitigar los daños causados por el huracán María rondan los $49,000 millones, incluyendo las asignaciones de emergencia de asistencia alimentaria y los gastos administrativos de FEMA que el gobierno federal incluye en su análisis. De esos $49,000 millones, el análisis más reciente de El Nuevo Día indican que se han desembolsado menos de $20,000 millones, casi nada para proyectos de reconstrucción.

Un comité de la Cámara baja federal ha propuesto nuevas restricciones y mecanismos de supervisión para poder aprobar los $12,000 millones en fondos de Medicaid que impulsa una legislación bipartidista.

Desde el Senado, mientras, se quiere examinar a fondo el uso que el gobierno de Puerto Rico le ha dado a los fondos de Medicaid desde 2014.



💬Ver 0 comentarios