Carlos Molina, alcalde de Arecibo. (Xavier J. Araújo Berríos)

Los alcaldes penepés rechazaron, este miércoles, tajantemente la orden ejecutiva que dejó Ricardo Rosselló Nevares para que las agencias de gobierno estudien “la viabilidad” de crear siete regiones, una propuesta que el ex primer ejecutivo impulsaba bajo el concepto de condados.

“No favorecemos los condados. Yo creo que hemos sido claros que no favorecemos los condados y mi opinión es que los condados son más costosos para el pueblo. Los alcaldes no creemos en esto. Sí tenemos que buscar alternativas para buscar abaratar costos. Crear otra estructura administrativa va a costar más”, sostuvo el alcalde de Arecibo y presidente de la Federación de Alcaldes, Carlos Molina, tan pronto arribó a La Fortaleza para reunirse con la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

La gobernadora convocó a una reunión este miércoles a los alcaldes federados. La reunión comenzó a las 10:00 a.m. Molina anticipó que, durante el cónclave, además de discutir mecanismos de financiamiento para los municipios y el curso de los fondos para la reconstrucción de la isla tras el azote del huracán María, también traerán el tema de la creación de condados.

“Esta orden ejecutiva no tiene fuerza de ley. Lo que se haga para fusionar tiene que contar con el aval de la Legislatura y si toca a los 78 municipios, tiene que coordinarse con los 78 municipios. Lo que busca esta orden ejecutiva es buscar información y que la agencias sometan una información para una evaluación”, puntualizó Molina.

La orden ejecutiva, firmada por Rosselló Nevares el pasado 31 de julio, establece que las agencias de gobierno tendrán hasta un máximo de 60 días para realizar un “análisis sobre la viabilidad de reestructurar y uniformar sus servicios dentro del esquema de regiones que establece esta orden ejecutiva”.

Recalca que la creación de condados o regiones se comenzó a analizar desde el pasado 11 de abril con grupos de trabajo. Molina formaba parte de esos grupos de trabajo, sin embargo, sorpresivamente reveló que “nunca” asistió a las reuniones. No dio detalles del por qué.

“Formaba parte (del comité). Se hablaron, se discutieron alternativas, pero alternativas que eran las más costosas”, reconoció Molina.

Otros alcaldes que pertenecían a esos grupos de trabajo son el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez y el de Naguabo, Noé Marcano.

Por su parte, el alcalde de Bayamón, Ramón Luis Rivera Cruz, restó importancia al decreto de Rosselló Nevares.

“Las ordenes ejecutivas todo el mundo sabe que son para cosas momentáneas”, dijo el alcalde de Bayamón.

El esquema regional se estructura de la siguiente manera:

Región I: Aguas Buenas, Cayey, Cidra, Salinas y San Juan.

Región II: Aibonito, Barranquitas, Bayamón, Cataño, Comerío, Corozal, Guaynabo, Naranjito, Orocovis, Toa Alta, Toa Baja y Villalba.

Región III: Arecibo, Barceloneta, Camuy, Ciales, Dorado, Florida, Hatillo, Quebradillas, Lares, Manatí, Morovis, Utuado, Vega Alta y Vega Baja.

Región IV: Aguada, Aguadilla, Añasco, Cabo Rojo, Hormigueros, Isabela, Las Marías, Mayagüez, Moca, Rincón, San Germán, y San Sebastián.

Región V: Adjuntas, Coamo, Guánica, Guayanilla, Jayuya, Juana Díaz, Lajas, Peñuelas, Ponce, Sabana Grande, Santa Isabel y Yauco.

Región VI: Arroyo, Caguas, Guayama, Gurabo, Humacao, Juncos, Las Piedras, Maunabo, Maricao, Naguabo, Patillas, San Lorenzo y Yabucoa.

Región VII: Canóvanas, Carolina, Ceiba, Culebra, Fajardo, Loíza, Luquillo, Río Grande, Trujillo Alto y Vieques.

Lee la orden ejecutiva

Orden ejecutiva establece un esquema de división de municipios en siete regiones by El Nuevo Día on Scribd


💬Ver 0 comentarios