El representante Joel Franqui Atiles y un grupo del cuerpo legislativo recorrió partes de Ocean Park y escucharon a los ciudadanos que se han visto afectados por la erosión avanzada que ha contribuido a la desaparición de playas.

La Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Ambientales de la Cámara de Representantes dio este jueves un plazo de cinco días laborables al gobierno estatal y/o al Municipio de San Juan para que emitan una certificación de situación de emergencia que viabilice soluciones inmediatas al problema de erosión costera en Ocean Park

Específicamente, el emplazamiento fue dirigido al Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres y la Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias de la capital.

Si ninguna de las dependencias actúa en los cinco días establecidos, la Cámara aprobaría una resolución conjunta para certificar la situación de emergencia por erosión costera, indicó el representante Joel Franqui Aquiles, presidente de la Comisión, durante una vista ocular en Ocean Park.

“Estamos solicitando la certificación de emergencia para Ocean Park, pero las agencias deben evaluar y determinar si se necesita para otras áreas de Puerto Rico”, dijo Franqui Atiles a El Nuevo Día.

El Reglamento 4860 del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) establece que, para aprobar soluciones temporales para estructuras afectadas por erosión costera, se necesita una certificación de emergencia emitida por un ente público.

Durante la vista, el DRNA y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos reconocieron que, sin dicha certificación, no es mucho lo que se puede hacer.

“La certificación de situación de emergencia puede ser por cada estructura particular o colectiva”, indicó la abogada Laura Díaz, asesora legal del DRNA.

“El reglamento establece que el dueño de la propiedad debe documentar la emergencia, lograr la certificación de emergencia por parte de un ente público y presentar al DRNA una alternativa de protección. Nosotros no tenemos una solución que podamos presentar, por eso hay que comisionar el estudio a un ingeniero, que pueda presentar una solución de manera temporal”, expresó, por su parte, el director del Programa de Manejo de la Zona Costanera del DRNA, Ernesto Díaz.

En tanto, el gerente de proyectos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, Jorge Tous, indicó que “nosotros no tenemos un mecanismo para atender” el problema de erosión costera a corto plazo, ya que la dependencia federal se enfoca en soluciones permanentes.

Reconoció, sin embargo, que las alternativas temporales que se presenten necesitan permisos del Cuerpo de Ingenieros. A esos efectos, indicó, la oficina de permisos del Cuerpo de Ingenieros tiene instrucciones de agilizar cualquier solicitud que se reciba.

“Es importante buscar la forma de cómo buscamos medidas temporeras para atender la emergencia. La oficina de permisos del Cuerpo de Ingenieros está dispuesta a evaluarlas, pero no tenemos la manera de recomendar algo ahora mismo porque estamos ocupados con el estudio a largo plazo”, dijo.

Tous se refirió al estudio de manejo de riesgos costeros que el Cuerpo de Ingenieros inició, en noviembre pasado, para desarrollar soluciones permanentes al problema de erosión. El estudio, que dura tres años, tiene un costo de $3 millones. El primer borrador de alternativas estaría listo en abril de 2020.

El presidente de la Asociación de Residentes de Ocean Park, David Mark, contó que, hace dos días, enviaron una carta al Municipio de San Juan solicitándole la certificación de emergencia. Hasta ahora, no han obtenido respuesta.

“Pedimos la certificación de emergencia para la costa de toda la comunidad. Tenemos que buscar soluciones para traer de vuelta la arena hacia la playa. El problema aquí (en el gobierno) es la burocracia”, sostuvo Mark.


💬Ver 0 comentarios