(semisquare-x3)
FEMA ha aprobado más de $1,900 millones a la AEE para reembolsar los gastos del trabajo de emergencia realizado para restablecer el servicio eléctrico tras Irma y María. (GFR Media)

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) informó ayer que aún no ha determinado qué cantidad de fondos recibiría la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para construir el nuevo sistema eléctrico tras el paso de los huracanes Irma y María.

El portavoz de la dependencia en la isla, Juan A. Rosado Reynés, indicó que tampoco hay certeza de cuándo la corporación pública obtendría el dinero.

Sus expresiones contrastan con las ofrecidas, el pasado sábado, por el director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, quien previó el desembolso de $3,500 millones tan pronto como en agosto.

Entonces, Ortiz dijo que con los fondos de FEMA se sufragarían –en principio– cuatro iniciativas de mejoras permanentes, incluyendo el proyecto piloto de lo que sería una nueva red resiliente y resistente a ciclones.

En declaraciones escritas enviadas a El Nuevo Día, Rosado Reynés explicó que FEMA realiza reuniones de seguimiento regularmente con la AEE y la Oficina Central para la Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3), con miras a la elaboración del Plan de Modernización de la Red Eléctrica de Puerto Rico.

Dicho plan, añadió, contempla todos los proyectos relacionados con la modernización del sistema. La última reunión entre las partes fue el mes pasado.

“FEMA continúa coordinando con COR3 y la AEE para determinar el alcance y la elegibilidad de los proyectos de modernizar y actualizar la red eléctrica de la isla”, dijo Rosado Reynés.

“Hasta el momento, no se han discutido los estimados de fondos, y FEMA es quien determina la elegibilidad de los proyectos presentados por la AEE”, abundó.

Aparte del proyecto piloto del nuevo sistema en el denominado Distrito Eléctrico de Humacao, la AEE destinaría los fondos de FEMA a otras tres iniciativas: soterrar las líneas de transmisión que sirven al aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín, relocalizar o rehacer 18 subestaciones que se inundaron con María, y crear el llamado Corredor Farmacéutico de la Región Este. Con este último, compañías farmacéuticas, de biotecnología y suplido de gas se nutrirían de líneas soterradas.

Cuestionado ayer sobre la contradicción de las expresiones, Ortiz respondió que “lo que dice FEMA es correcto”.

“Pedimos $3,500 millones y la aprobación final estamos esperándola. Hasta ahora, lo que se hasometido a FEMA para aprobación son $1,000 millones y el resto lo debemos someter en las próximas dos semanas”, dijo vía telefónica desde la capital federal, donde se reunió con funcionarios de la Oficina de Presupuesto y Gerencia de la Casa Blanca.

Aun así, Ortiz se expresó confiado en que los fondos se recibirían en agosto y que las cuatro iniciativas comenzarían construcción a finales de año.

“El primer paso, y lo discutimos hoy (ayer) en la reunión, es la aprobación de $111 millones para ingeniería y arquitectura. Eso está en la Oficina de Asuntos Legislativos de FEMA, y esperamos resultados pronto. Con ese dinero costearíamos las fases de diseño, permisos y demás”, indicó.

Sobre esto último, Rosado Reynés señaló que, hasta anteayer, no se habían otorgado contratos de ingeniería y arquitectura.


💬Ver 0 comentarios