El centro de la tormenta pasó por la isla municipio. Mira cómo los vientos golpearon durante la noche.

Los fuertes vientos que se han sentido en la noche de hoy, martes, en la isla municipio de Vieques provocaron la caída de una línea secundaria del tendido eléctrico en la zona del malecón en el barrio Esperanza.

Tras reportarse el incidente un tramo de la carretera PR-997 fue cerrado al tránsito hasta tanto personal de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) certifique que el cable no está energizado y que, por lo tanto, es seguro manejar por el lugar.

El oficial Bryan Camacho de la Policía de Puerto Rico-que custodiaba la escena junto a personal del Cuerpo de Bomberos- no pudo estimar el número de clientes que quedaron sin servicio, pero confirmó que resultaron afectados dos guest house de la zona, así como un negocio de la zona que al momento del incidente no estaba operando.

“Ya se habló con el personal (de la AEE) y ya vienen de camino. En esta área no está energizada, se verificaron los breakers de la residencia y los negocios estén tumbados para evitar un posible corto circuito”, explicó el comandante de Cuerpo de Bomberos, Francisco Peterson. 

Los funcionarios indicaron que también se reportó que un sector del barrio Villa Borinquen también había quedado sin servicio de energía. Al momento, no tenían información de las posibles causas ni número de abonados afectados. 

Un muelle de madera en el malecón también sufrió daños debido al fuerte oleaje que golpea la zona. “El fuerte oleaje que ha recibido y que se espera puede seguir recibiendo, está impactando esa zona y ha tenido daños significativos”, comentó Camacho.

En la noche la isla municipio ha recibido períodos cortos de fuertes vientos y lluvia. Al momento no se han reportado otro tipo de incidentes.

Más temprano, cuando las lluvias de Karen aún no afectaban al municipio, el alcalde Víctor Emeric, indicó que en el refugio, localizado en la escuela Juanita Rivera Albert en el barrio La Esperanza, no había ninguna persona resguardada. El antiguo refugio, conocido como “Dale la mano a Puerto Rico”, es -desde el paso del huracán María- el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de la isla municipio. El hospital es administrado por el Departamento de Salud.

“El contratiempo mayor que hemos tenido desde ayer son las emergencias y da la casualidad de que han sido con niños y para resolverlas no ha habido unos canales específicos”, dijo el alcalde en referencia a el transporte de dos menores a Isla Grande para recibir servicios especializados de salud.

El Nuevo Día realizó un recorrido por El Malecón en La Esperanza, así como por las comunidades de Monte Carmelo y Monte Santo, las cuales permanecían prácticamente desiertas en horas de la mañana y entrando la tarde.

Emeric dijo que en la tarde se reuniría con personal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) para verificar el funcionamiento de los teléfonos satélites.


💬Ver 0 comentarios