Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

A raíz del anuncio de que Beryl se convirtió en un huracán, cientos de puertorriqueños llegaron a las tiendas para prepararse por si el fenómeno atmosférico afectara a Puerto Rico.

El agua embotellada, la comida enlatada y los generadores eléctricos son los productos más buscados ante la proximidad del huracán Beryl, que pasaría el lunes al sur de Puerto Rico como tormenta tropical, según el Centro Nacional de Huracanes.

En un recorrido que realizó endi.com por varios establecimientos comerciales del área metropolitana, se observó a cientos de clientes en busca de suministros para subsistir ante el embate de este u otro fenómeno atmosférico.

La tienda de venta al por mayor Costco, en Bayamón, registró esta mañana largas filas. Durante el primer conteo de clientes que realizó la gerencia se reportaron unos 600 consumidores.

Sin embargo, en horas de la tarde el flujo de clientes estaba controlado.

“La fila se está moviendo para el agua, tenemos agua demás… tenemos dos vagones más afuera de la tienda también. Una vez se acaba el agua en lo que bajamos se forma fila, pero una vez la tenemos en el piso fluye”, afirmó José Sostre, supervisor de la tienda.

El empleado de la cadena dijo que tras el paso del huracán María en septiembre del año pasado la tienda tomó medidas para responder de forma eficiente a sus socios.

Nelson Medina, residente de San Juan, fue uno de los cientos de clientes que llegaron hasta este establecimiento y se mostró sorprendido por la proximidad del huracán Beryl.

“Vengo a buscar agua, no esperaba esto porque siempre se ha dicho que las aguas en el atlántico están más frías del áfrica para acá”, dijo.

Asimismo, en el supermercado Econo de Altamira, en Guaynabo, las filas fluyeron sin problemas durante la tarde, aunque se registró un aumento considerable en el número de clientes que visitan la tienda los viernes.

Luz Santiago, residente de Guaynabo y cliente del supermercado, afirmó que no se siente preocupada ante la cercanía del fenómeno atmosférico y se arrimó a su fe.

“Yo tengo fe en ese padre celestial de que no nos va a pasar nada. Papa Dios sabe que lo que no está pasando todavía porque hay muchas personas que todavía no tienen techo”, dijo Santiago.

Mientras, Ida Martínez, otra de las clientes del supermercado afirmó que “la gente está bien nerviosa”.

No obstante, sostuvo que se siente tranquila porque “el peor huracán ya lo estamos viviendo por la situación económica y social del país”.

Según la gerencia del supermercado, el agua embotellada y las estufas de gas son los productos que más han adquirido los clientes.

Tanto Costco como Econo puntualizaron que tienen mercancía suficiente para suplir la demanda que imperará por los próximos días.


💬Ver 0 comentarios