Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Vilma González (al centro), portavoz de Coordinadora Paz para la Mujer, indicó que necesitan donativos y el apoyo del público y sector privado para mantener activos los albergues. (Gerald López Cepero)

El desastre que dejó el huracán María en Puerto Rico podría disparar los casos de violencia doméstica, aumentar el desempleo entre las jefas de familia y muchas mujeres se verían forzadas a emigrar en busca de sustento para sus hogares.


💬Ver 0 comentarios