Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El presidente y la directora ejecutiva de la Red de Fundaciones, Rafael Cortés y Janice Petrovich, explicaron los esfuerzos de recaudación de fondos. (horizontal-x3)
El presidente y la directora ejecutiva de la Red de Fundaciones, Rafael Cortés y Janice Petrovich, explicaron los esfuerzos de recaudación de fondos. (Xavier J. Araújo Berríos)

A tres meses del impacto del huracán María, la Red de Fundaciones ha logrado distribuir $500,000 entre 12 organizaciones locales, dinero que ha ido destinado a atender las necesidades de las comunidades más vulnerables y desventajadas.

Al momento, la entidad ha recolectado $3 millones a través del Fondo Adelante Puerto Rico. La respuesta, sin embargo, de entidades e individuos interesados en ayudar a los damnificados del huracán María los llevó a ampliar la meta a $5 millones.

“La idea era crear un colaborativo de donantes, donde nosotros trabajáramos a la par con donantes de fuera para crear una fuente para que estas organizaciones puedan servir a las poblaciones cada vez más vulnerables por la crisis económica”, expresó Janice Petrovich, directora ejecutiva de la Red de Fundaciones de Puerto Rico.

Entre las entidades que ya se han beneficiado están los Centros Sor Isolina Ferré, el Instituto Nueva Escuela y el Programa de Educación Comunal de Entrega y Servicios (P.E.C.E.S) con base en Punta Santiago, Humacao, una de las comunidades más golpeadas.

Del total alcanzado, hay unos $40,000 en donativos de individuos y $1.1 millones provenientes de organizaciones locales.

Petrovich explicó que han procurado que el proceso sea uno transparente para quienes han confiado en ellos. Para lograr acceder a fondos, las organizaciones interesadas tienen que presentar una propuesta en la que detallan cuál es la necesidad y cómo invertirán el dinero. Mientras, la Red de Fundaciones mantiene un registro de las aportaciones recibidas y entregadas.

Además de la petición urgente de alimentos, ropa y agua, las entidades han sometido propuestas con otra serie de necesidades, como lo es el control de plagas, la reforestación de zonas en peligro y para mantener un fondo de reserva ante la reducción que han sufrido en ingresos por recortes en los donativos.

“Nosotros tenemos una vasta experiencia apoyando las instituciones del tercer sector en Puerto Rico, conocemos las organizaciones, reconocemos su fortalece, su integridad, sus retos y debilidades”, agregó Rafael Cortés Dapena, presidente de la Red de Fundaciones.

En un esfuerzo simultáneo para ampliar el impacto a las organizaciones que apoyan, han tocado las puertas de entidades de los Estados Unidos para convertirlas en colaboradoras, logrando el interés de Rockefeller Foundation, Open Society y Ford Foundation, que llegan también a compartir su conocimiento y experiencias en otras emergencias ambientales.

Esa experiencia facilitará los planes futuros que tienen las entidades locales para la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico. Hay comunidades interesadas en comenzar a trabajar proyectos para lograr independencia en los utilidades de agua y luz.


💬Ver 0 comentarios