Los documentos de la acusación presentados en el juzgado del distrito de Florida no indicaron por qué se siguió ingresando este dinero en la cuenta bancaria quince años después de la muerte de Rose Greenberg. (GFR Media)

Miami -Richard Greenberg, un hombre de 67 años cobró $225,475 en cheques correspondientes al Seguro Social de su madre muerta durante quince años, y se enfrenta ahora a un máximo de diez años de prisión y una multa de $250,000.

Según informaron este lunes medios locales, Rose Greenberg falleció en 2004 pero se siguieron depositando los cheques de la Seguridad Social en su cuenta bancaria, la cual compartía con su hijo, quien siguió cobrándolos hasta el pasado julio.

En julio se cortaron los pagos después de que la oficina del inspector general de Florida iniciara una investigación y descubriera que se habían ingresado cheques después de la muerte de la mujer.

Imágenes de seguridad de un cajero automático muestran cómo Greenberg retiraba fondos de la cuenta compartida con su madre una vez fallecida y que luego usó para "su uso personal", por lo que las autoridades lo arrestaron el pasado 18 de noviembre.

Los documentos de la acusación presentados en el juzgado del distrito de Florida no indicaron por qué se siguió ingresando este dinero en la cuenta bancaria quince años después de la muerte de Rose Greenberg.

Además de los beneficios obtenidos del Seguro Social de su madre, el acusado recibía $871 mensuales por discapacidad y tenía una propiedad adquirida en 1994 por $64,000.

Richard Greenberg ya había sido arrestado en varias ocasiones por secuestro, obstrucción, compra y venta de cocaína, posesión de propiedad robada, extorsión o robo, entre otros delitos.

Ahora, se le acusa de 55 cargos de robo a propiedad del Gobierno, se le ha impuesto una fianza de $100,000 y el juicio se celebrará el próximo 14 de enero.


💬Ver 0 comentarios