El régimen de Kim Jong-un volvió a lanzar proyectiles y uno alcanzó el mar de Japón.

Corea del Norte realizó un nuevo ensayo balístico con el lanzamiento de varios proyectiles de corto alcance hacia el mar de Japón, según fuentes militares de Seúl y Tokio.

Los proyectiles, de los que aún no se tienen detalles, fueron lanzados desde la ciudad oriental de Wonsan, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

La información, reproducida por la agencia local Yonhap, no precisa detalles aún sobre el tipo, la trayectoria o el alcance de los proyectiles.

El Estado Mayor Conjunto informó de que está revisando la situación por si se producen nuevos lanzamientos.

Fuentes militares citadas por la cadena pública de televisión nipona NHK también dieron cuenta de este ensayo armamentístico, pero sin dar detalles, aunque dijeron que no suponen una amenaza inmediata para Japón.

Estas pruebas se producen un día después de que el régimen de Pyongyang anunciara que en los próximos días reanudará los contactos con Estados Unidos para buscar la desnuclearización de la península coreana.

Una alta funcionaria de gobierno norcoreano señaló que las negociaciones se reanudarán este sábado, con un primer contacto preliminar el viernes, sin precisar dónde se realizarán esas conversaciones.

 En tanto, el Ejército surcoreano consideró que la prueba de proyectiles realizada por Corea del Norte este miércoles podría haber incluido el lanzamiento de un misil balístico desde un submarino (SLBM), en lo que supondría el primer ensayo de este tipo desde agosto de 2016.

La última vez que Corea del Norte probó un SLBM, un arma que multiplica la capacidad de ataque de Pyongyang gracias a una mayor movilidad y dificultad para detectar lanzamientos, fue al disparar su misil Pukguksong-1 el 24 de agosto de 2016 desde la misma zona en la que se ha detectado hoy la prueba.

La inteligencia de EE.UU. y Corea del Sur investigan de momento las “especificaciones adicionales” del misil, que ha volado hacia el este y caído en aguas de la zona económica exclusiva (EEZ) de Japón y que por las características de vuelo podría ser un nuevo SLBM con mayor alcance.

Por su parte, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, expresó su “fuerte protesta” ante el lanzamiento de Corea del Norte. Estos nuevos ensayos armamentísticos constituyen “una vulneración de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, según dijo Abe, quien convocó a una reunión del Consejo Nacional de Seguridad para analizar la situación.

“Continuaremos analizando la situación con Estados Unidos y con la comunidad internacional, y haremos todo lo posible para permanecer vigilantes y proteger las vidas de los japoneses”, añadió el primer ministro nipón en declaraciones a los periodistas.

En respuesta a los lanzamientos, Abe también ordenó “garantizar la seguridad de los aviones, naves y otros activos” en la zona afectada, así como “tomar todas las medidas posibles de precaución, incluyendo preparación para cualquier contingencia”, según informó la oficina del primer ministro en un comunicado.


💬Ver 0 comentarios