El sacerdote Ignacio López fue sentenciado a 16 años y 7 meses de prisión. (semisquare-x3)
El sacerdote Ignacio López fue sentenciado a 16 años y 7 meses de prisión. (Archivo / EFE)

Un Tribunal de Guatemala condenó este martes a un sacerdote a más de 16 años de cárcel por violar a una menor.

La víctima conoció al sacerdote en 2016. Recién cumplía los 14 años cuando hizo su primera comunión en la iglesia Espíritu Santo, en Puerto Barrios, Izabal.

Según los relatos de los padres de la menor, el párroco era quien supervisaba las clases y confesaba a los menores que harían la primera comunión. En ese espacio religioso aprovechó para acercarse a su hija.

El condenado, Ignacio López García, cura de la iglesia Espíritu Santo de Puerto Barrios, en Izabal, fue encontrado culpable del delito de violación con circunstancias especiales de agravante de forma continuada.

Según la resolución, el sacerdote abusó "en reiteradas ocasiones de la menor", "se valió de su posición religiosa y mantuvo amenazada de muerte" a la adolescente para que no dijera nada a sus padres.

Según informó el diario La República de Guatemala, mensajes de texto descubiertos por los investigadores en el celular del sacerdote fueron los que delataron su accionar. Estos, mas a declaración testimonial de la menor, fueron pruebas contundentes para que el Tribunal de Sentencia de Femicidio de Izabal, lo condenará.

“El delito por el que fue condenado el párroco guatemalteco es violación con circunstancias especiales de agravación de forma continuada”, informaron las autoridades.

Por este motivo, el Tribunal de Sentencia de Delitos de Femicidio y Otras Formas de Violencia contra la Mujer y Violencia Sexual de Izabal lo condenó a 16 años y 7 meses de cárcel.

"Otro motivo que utilizó el religioso para entablar conversación con la menor es que ella asistía en promedio tres veces por semana a misa", señaló en un comunicado la Fiscalía, en donde dice que los abusos sexuales ocurrieron en la oficina del religioso.


💬Ver 0 comentarios