Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Buscan unificar las voces con el Frente por Puerto Rico (horizontal-x3)
El liderato del Partido Independentista Puertorriqueño declinó la invitación.

El denominado Frente por Puerto Rico sostendrá su primera reunión hoy matizado por las dudas sobre su funcionamiento y efectividad. 

Más de 60 personas, entre líderes políticos, del tercer sector, sindicales, religiosos  y empresariales, fueron invitados por el gobernador Ricardo Rosselló a participar del organismo que busca abogar en Washington por beneficios para la isla en tres áreas: salud, reforma contributiva federal y en una solicitud para aumentar las compras de bienes y servicios del gobierno federal en Puerto Rico, según detalla la carta enviada por el primer mandatario a uno de los invitados a la que El Nuevo Día tuvo acceso. 

Rosselló destaca en la misiva que, “en la medida que nuestros reclamos en Washington sean presentados por un pueblo unido, superando las tradicionales divisiones político partidistas, aumentarán nuestras posibilidades de lograr mejores condiciones de vida en nuestra isla”.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario Cortés, dijo que se busca “empujar lo que es una agenda común”. La reunión está pautada para las 9:30 a.m. en el Antiguo Casino. 

El empresario y excandidato a la gobernación Manuel Cidre comparte esa premisa de unir personas fuera de la “política partidista para sumar y no restar”. 

“(Pero) mi preocupación en este tipo de eventos es que, tradicionalmente, los gobiernos pegan la brasa a su fuego y, lamentablemente, si la estrategia, por  ejemplo, fuese ir de frente al Congreso norteamericano y eso entra en disloque con la ideología que está en el poder, pues ahí se chavó. Y eso es lo que necesita el país: echar a un lado las lealtades políticas y poner la lealtad en donde tiene que estar”, aseveró.

Del Partido Popular Democrático, entre otros,  dirán presente su presidente, Héctor Ferrer; los exgobernadores Sila María Calderón y Alejandro García Padilla y los portavoces legislativos Rafael “Tatito” Hernández y Eduardo Bhatia.  

Sobre la iniciativa, Bhatia indicó que, “si es una convocatoria seria, hay que contestar unas preguntas bien serias que el gobernador no ha querido tocar, como, por ejemplo, la auditoría de la deuda, el acceso a información, todo lo que tiene que ver con determinaciones unilaterales que se han hecho con la Universidad de Puerto Rico y los municipios”. 

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, dijo que no recibió invitación, pero sostuvo que la iniciativa le parece “importante”, sobre todo porque cree  en  las alianzas con todos los sectores para crear una “agenda de país”. 

El liderato del Partido Independentista Puertorriqueño declinó la invitación. “Creemos en esfuerzos comunes, pero esto no es un esfuerzo común. Esto es un esfuerzo mediático para el gobernador lucir que convoca a amplios sectores sobre asuntos que no van a la médula del problema: el problema colonial de Puerto Rico”, sentenció el senador Juan Dalmau. 

Para el presidente de la Asociación de Industriales, Rodrigo Masses, la convocatoria es la oportunidad de presentar a Puerto Rico como una sola voz. “Esto parecería tener un llamado a lograr un consenso”, dijo Masses.

El presidente del Centro Unido de Detallistas, Nelson Ramírez, también responderá al llamado del gobernador.

Lo mismo hizo el senador independiente José Vargas Vidot. Pero advirtió que, luego del primer encuentro,  determinará si se unirá formalmente al grupo. “A esta altura del juego, yo desconfío de todo el mundo y, por ese escepticismo, es que prefiero experimentar”, indicó.

La presidenta de la Fundación de Hogares Trabajadores, Luisa Acevedo, se expresó en iguales términos. “Me causó suspicacia o, por lo menos, me extrañó que nos incluyeran en el grupo porque  había completo silencio a las peticiones de reunión de parte del sector sindical. Vamos a ir a escuchar”, dijo.


💬Ver 0 comentarios