La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, a su llegada ayer a la sede del partido en Puerta de Tierra. (semisquare-x3)
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, a su llegada ayer a la sede del partido en Puerta de Tierra. (Juan Luis Martínez)

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, recurrió esta madrugada a las redes sociales para explicar su determinación de renunciar a la vicepresidencia de damas del Partido Popular Democrático (PPD) luego que no lograra que nadie apoyara su moción para que Héctor Ferrer saliera del cargo de presidente de la colectividad.

“Renuncié a la vicepresidencia del PPD porque después de una larga discusión en la Junta de Gobierno se hizo evidente que son incompatibles los designios de mi conciencia y permanecer en la posición. Seguiré trabajando en las causas nobles de nuestra gente: la educación, la erradicación de la pobreza, fuentes de energía. En fin... el país”, sentenció en varios mensajes publicados en Facebook y Twitter.

Pese a su renuncia a la vicepresidencia, Cruz Soto permanecerá con una silla en la Junta de Gobierno del PPD como representante del distrito de San Juan.

La alcaldesa no estuvo presente esta madrugada durante la conferencia de prensa en la que el secretario del PPD y alcalde de Isabela, Carlos “Charlie” Delgado Altieri, diera cuenta del saldo de la maratónica reunión de la Junta de Gobierno de la Pava, la cual comenzó ayer a las 6:00 p.m. y culminó pasada la 1:00 a.m. de hoy. En el cónclave se discutió la controversia sobre el trabajo que tanto Ferrer como el abogado popular RobertoPrats realizaron para la firma DCI Group cuando Alejandro García Padilla era gobernador.

Dicha controversia fue la que motivó a Cruz Soto a plantear que, como un asunto de moral, Ferrer debía salir de la presidencia del PPD.

Renuncie a la Vice-Presidencia del PPD pq después de una larga discusión en la Junta de Gobierno se hizo evidente que...

Posted by Carmen Yulín on Tuesday, August 21, 2018

Según había expresado a Primera Hora previo al encuentro, la petición no la hizo porque tenga algún interés de aspirar a la gobernación. “Esto se trata de estar haciendo trabajo que, aunque uno quisiera o no, legítimo o no, ayudó a esa gente a joder el pueblo de Puerto Rico, de eso es lo que se trata… Esto se trata de la esencia misma del PPD. Si uno pierde la brújula moral, lo pierde todo”.

La semana pasada fue cuando trascendió que Ferrer y Prats laboraron para DCI Group en momentos en que esa empresa coordinaba campañas en contra del gobierno de Puerto Rico, en defensa de principales acreedores del gobierno y a favor de la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal.

Ferrer ha negado en varias ocasiones que dicha firma haya coordinado en verano pasado una serie de reuniones que sostuvieron con congresistas para cabildear en contra de la estadidad.

“Los compañeros Ferrer y Prats plantearon la realidad de lo que ha ocurrido con todo este proceso y su relación con DCI Group. Los compañeros dejaron claro que nada tiene que ver esas gestiones profesionales a que se llevaran acciones en contra del pueblo de Puerto Rico", explicó Delgado Altieri.

Añadió que "las reuniones (con los congresistas) fueron coordinadas por José Alfredo Hernández Mayoral, Roberto Prats, Héctor Ferrer y por la firma de Onix Maldonado. DCI Group no organizó estas reuniones; eso no es cierto, no es correcto”.


💬Ver 0 comentarios