El alcalde de Guaynabo, que ha estado en la silla por más de 24 años, ha tenido una carrera que no ha estado exenta de controversias

El suspendido alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, renunció hoy al cargo en medio de investigaciones criminales y administrativas de la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (OPFEI) y de la Oficina de Ética Gubernamental, confirmó el secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), Rafael “June” Rivera

El Nuevo Día me llamó, investigue la información y logré confirmarla con dos personas cercanas al alcalde. No tengo el dato de si la renuncia es inmediata, pero asumo que debe ser así”,  dijo Rivera sobre la carta de renuncia presentada hoy por O’Neill a la asamblea municipal.

Las múltiples gestiones para lograr comunicación con funcionarios del municipio o de la asamblea municipal no han dado resultados. 

Con su renuncia, el alcalde, que tenía 24 años al frente del municipio de Guaynabo, pone fin a la pesquisa en curso de la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD) de la OPFEI.

Sin embargo, sigue en pie una pesquisa criminal a cargo de los fiscales especiales independientes Guillermo Garau Díaz y Leticia Pabón Ortiz para determinar si el ahora exalcalde violó el Código Penal y la Ley de Ética Gubernamental.

De inmediato, el secretario general del Partido Nuevo Progresista, (PNP), Rafael “June” Rivera se mostró satisfecho con la dimisión, que había sido solicitada hace meses por el presidente de la colectividad, Ricardo Rosselló.

“Es lo que se esperaba. Hace ya varios meses que se le solicitó la renuncia. Ahora el partido comienza el proceso donde tenemos hasta 60 días para llenar la vacante.  Debe ser al final de julio o principios de agosto”, indicó.  

Joaquín Matienzo, abogado de O’Neill, no contestó múltiples llamadas a su celular. La semana pasada el abogado dijo que O’Neill se mantenía en el cargo.


💬Ver 0 comentarios