El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una fotografía de archivo. EFE/Shawn Thew
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una fotografía de archivo. EFE/Shawn Thew (Agencia EFE)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

---

Washington- El presidente Joe Biden enmendó el jueves la declaración de zona de desastre para permitir que, por 30 días, el gobierno federal financie plenamente tareas urgentes de la recuperación de Puerto Rico y agregar otros tres municipios a la lista de pueblos cuyos residentes pueden reclamar asistencia para individuos.

“Esto es realmente importante para nosotros”, dijo Biden, al hablar en una sesión informativa sobre los daños catastróficos causados por el huracán Fiona en Puerto Rico y la respuesta de su gobierno.

Biden indicó que durante un mes el gobierno federal financiará en un 100% las tareas de emergencia relacionadas con el restablecimiento de los sistemas de electricidad y agua, rescate y búsqueda de supervivientes, refugio, suministro de alimentos y remoción de escombros.

Mientras, la Casa Blanca confirmó que otros tres municipios -Mayagüez, Hormigueros y Añasco-, fueron sumados a la lista de pueblos cuyos residentes pueden solicitar la asistencia individual. Previamente, habían sido incluidos 55.

Biden declaró, el miércoles, una zona de desastre mayor en Puerto Rico, que permite al gobierno central, los 78 municipios y agencias públicas solicitar asistencia pública por medio de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Hasta la noche del jueves, en 58 municipios, los residentes podrán solicitar ayuda individual. Estos residentes podrán contar con hasta $700 del programa de asistencia crítica, que normalmente distribuye $500 y es independiente a la “individual”.

Junto a Biden, encabezaron una sesión informativa –en la sede de la oficina de la región 2 de FEMA, en Nueva York-, la administradora de FEMA, Deanne Criswell, quien estuvo dos días esta semana en Puerto Rico, el gobernador Pedro Pierluisi y responsables de la respuesta al huracán Fiona, tanto del gobierno estadounidense como el puertorriqueño.

Pierluisi participó de la sesión por la vía remota, al igual que los funcionarios que coordinan sobre el terreno la respuesta en Puerto Rico.

“Está bien pedir ayuda”, dijo Biden durante la reunión, en la que le indicó al gobernador Pierluisi que tiene su número de teléfono y que puede llamarle en cualquier momento. Al dirigirse al gobernador, Biden indicó que espera “que esté satisfecho con la respuesta hasta ahora. Estaremos con Puerto Rico, la gente en Puerto Rico, ahora y hasta que esto termine”.

Pierluisi, por su parte, dijo que fue una sesión “bien productiva”. “La recuperación ágil y efectiva para todos los afectados por el huracán Fiona es la máxima prioridad en este momento”, señaló.

Aunque dijo que le han indicado que el servicio de electricidad comienza a regresar en algunos sectores, el presidente Biden afirmó que “todavía hay docenas de refugios que están disponibles y abiertos, pero demasiados hogares y negocios siguen sin electricidad, sin agua potable”.

“Sé que el número de muertos aumentó un poco, pero todas las personas desplazadas y todas las personas que simplemente pueden haber estado muertas de miedo sabiendo lo que sucedió (hace cinco años como consecuencia del huracán María), especialmente si ya lo pasaron la última vez. Tiene que ser increíblemente intimidante”, dijo Biden durante la sesión, a la que, según la Casa Blanca, la gobernadora y el alcalde de Nueva York, Kathy Hochul y Eric Adams, respectivamente.

El presidente Biden dio a entender, en su mensaje, que la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, estuvo en la sesión. Luego, el equipo de periodistas de cobertura colectiva confirmó con la Casa Blanca que la funcionaria no llegó al evento. La comisionada dijo anoche que su vuelo original de American Airlnes a Nueva York fue retrasado y cancelado, por lo que tuvo qu tomar otro de Delta, sin poder llegar a tiempo. Pero, sostuvo que pudo regresar a Washington D.C. en el Air Force One y hacer una serie de peticiones al presidente Biden.

Disponibles las ayudas

En San Juan, FEMA anunció que ya está disponible la ayuda bajo el programa de Asistencia Individual en los 58 municipios ya incluidos. Los otros 55 municipios con acceso a ese programa son Adjuntas, Aguas Buenas, Aibonito, Añasco, Arroyo, Barranquitas, Bayamón, Caguas, Canóvanas, Carolina, Cataño, Cayey, Ceiba, Ciales, Cidra, Coamo, Comerío, Corozal, Dorado, Fajardo, Florida, Guayama, Guayanilla, Guaynabo, Gurabo, Hormigueros, Humacao, Jayuya, Juana Díaz, Juncos, Lares, Las Piedras, Luquillo, Maricao, Mayagüez, Maunabo, Morovis, Naguabo, Naranjito, Orocovis, Patillas, Peñuelas, Ponce, Río Grande, Salinas, San Juan, San Lorenzo, Santa Isabel, Toa Alta, Toa Baja, Trujillo Alto, Utuado, Vega Alta, Vega Baja, Vieques, Villalba, Yabucoa, y Yauco.

La Junta de Supervisión Fiscal, mientras, anunció la noche del jueves que aprobó la solicitud del gobernador Pierluisi para otorgarles $250,000 a los municipios para financiar medidas de emergencia.

Contrario a expresiones iniciales de FEMA, el gobernador Pierluisi confirmó -como establece en su carta al presidente Biden-, que solicitó ayuda individual y asistencia pública para toda la isla.

“Recibimos la petición del gobernador para una declaración urgente de desastre mayor, y según los datos y evaluaciones disponibles recomendamos los municipios para los cuales teníamos los datos para substanciar que se obtengan recursos para los sobrevivientes lo antes posible. Mientras continuamos con evaluaciones de daños, podemos agregar municipios conforme esas evaluaciones se completen y sean adjudicadas”, indicó luego un portavoz de FEMA

“Es FEMA la que toma esa decisión… FEMA es más exigente a la hora de otorgar la asistencia individual. Entonces, lo que utilizaron fue la métrica de 10 pulgadas o más y usando esa métrica, 55 municipios automáticamente quedaron incluidos”, insistió Pierluisi. El gobernador, sin embargo, reconoció que en algunos pueblos, en un mismo municipio, la cantidad de lluvia varió por sectores.

A preguntas de El Nuevo Día, Pierluisi se mostró confiado en que si los alcaldes excluidos del programa solicitan la ayuda, se trabajará con rapidez. “Lo importante es que los municipios le sometan cualquier evidencia que tengan de daños en sus jurisdicciones al COR3 (Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resilencia) o al comisionado de Manejo de Emergencias (Nino Correa)”, enfatizó.

Gritan los alcaldes

El alcalde de San Germán, Virgilio Olivera, fue de los primeros en quejarse por la exclusión de la lista de municipios que puede ofrecer asistencia individual.

“(El gobernador) me aseguró que ya le comunicó la situación a FEMA y que se evaluará la realidad actual de San Germán y los restantes municipios del área oeste de Puerto Rico para que seamos añadidos”, dijo el alcalde.

Mientras, el presidente de la Asociación de Alcaldes, Luis Javier Hernández, afirmó que “nuestra posición es que todos los municipios deben ser incluidos, tanto para ayuda comunitaria como para ayuda individual”.

“Tenemos la amarga experiencia de la llamada recuperación post-María y estamos abogando por Puerto Rico completo. No vamos a aceptar discrimen contra nadie”, dijo el también alcalde de Villalba.

Pocas expectativas

En el Congreso, mientras, hay bajas expectativas de que pueda legislarse de inmediato alguna medida de emergencia para asistir a la isla, como una solución al financiamiento del programa Medicaid y fondos de asistencia nutricional.

La inclusión de alguna asistencia de emergencia a Puerto Rico tras los graves daños causados por el huracán Fiona es “uno de los retos que tenemos” de cara a lograr un acuerdo sobre la resolución que dé continuidad al presupuesto federal, indicó ayer la speaker Nancy Pelosi.

“Puedes querer hablar con los republicanos sobre eso”, dijo Pelosi, al mencionársele Medicaid y asistencia nutricional. Pelosi advirtió que esperan por el estimado de FEMA en torno a los daños que causó Fiona en Puerto Rico, pero que esa agencia ha dicho tener suficiente dinero en su fondo para atender desastres.

La representante del gobernador en Washington, Carmen Feliciano, sostuvo que han hecho varias propuestas para asistir ahora a la isla, pero que todo indica que se impulsará una resolución de continuidad del presupuesto prácticamente sin otros asuntos. Esa medida debe aprobarse antes del 1 de octubre para evitar un cierre parcial del gobierno federal.

Por su parte, la congresista Nydia Velázquez encabezó una carta, junto a otros siete congresistas, en la que solicitan al Departamento de Seguridad Interna una dispensa de un año para Puerto Rico en torno a las normas federales de cabotaje.

“La flexibilización temporal de estos requisitos, con el propósito expreso de recuperación ante desastres, permitirá a Puerto Rico tener más acceso al petróleo necesario para sus plantas de energía, alimentos, medicinas, ropa y materiales de construcción”, indicó Velázquez.

Mientras, el proyecto de autogestión comunitaria Casa Pueblo exhortó en una carta a Pelosi a “utilizar los fondos de ayuda del huracán María en un modelo de asistencia exterior estadounidense en el que las instituciones, reglas y sistemas lingüísticos de Puerto Rico pueden aplicarse inmediatamente”.

En momentos en que dos tercios de los fondos federales asignados para la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico después de ese huracán no han sido desembolsados, director ejecutivo de Casa Pueblo, Arturo Massol Deyá, indicó que se debe permitir que las organizaciones comunitarias – como cooperativas -, puedan recibir el dinero directamente e impulsar un sistema basado en fuentes de energía renovable.

💬Ver comentarios