Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La Venice Baroque Orchestra se presentará el domingo 4 de marzo en la Sala Sinfónica Pablo Casals, con un programa de música renacentista y barroca. (Suministrada)

En un principio hubo un poco de incertidumbre. Pero contra todo pronóstico y con un presupuesto menor al de otros años, la Corporación de las Artes Musicales (CAM) anunció ayer la celebración de la 62 edición del prestigioso Festival Casals, que se llevará a cabo del 28 de febrero al 17 de marzo, con un programa que incluye nueve conciertos magistrales y la participación de artistas locales e internacionales de renombre mundial.

“Fue un reto enorme poder llevarle al pueblo otra edición del Festival Casals, pero nos llena de orgullo que hemos logrado conservar la tradición para traerle al público un evento musical con el más alto grado de calidad y excelencia interpretativa que, además, ha puesto en el mapa mundial de la cultura y del arte musical a Puerto Rico”, dijo la directora ejecutiva de CAM, Mercedes Gómez Marrero, tras indicar que este año contaron con un presupuesto de $600,000. De hecho, señaló que todos los artistas invitados ajustaron sus honorarios con tal de venir a la isla “a dar la mano y ayudar a mantener la calidad del Festival Casals”.

Los conciertos se llevarán a cabo en la Sala Sinfónica y la Sala de Festivales del Centro de Bellas Artes de Santurce; en el teatro de la Pontificia Universidad Católica de Ponce y en el Teatro Tapia, del Viejo San Juan.

Artistas reconocidos

Se trata de un evento musical de clase mundial que, como en años anteriores, su programa artístico fue diseñado por el maestro Maximiano Valdés, director titular de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

Según explicó el maestro, el Festival se va a articular con nueve conciertos magistrales que comprenden cuatro conciertos sinfónicos, música de cámara, dos grupos instrumentales, un concierto coral y una zarzuela en versión de cámara.

Entre los artistas invitados de calibre mundial, Valdés mencionó al reconocido violinista Pinchas Zukerman, el pianista Garrick Ohlsson, la Orquesta de Cámara de Venecia y el clarinetista Michel Lethiec, director del Festival Casals de Prades, en Francia.

“Empezamos por agradecer la presencia de Pinchas Zukerman y Amanda Forsyth para presentarse el miércoles 28 de febrero, que es nuestro primer concierto. Es un día inusual para hacer un Concierto Sinfónico, sin embargo, era la fecha que ellos tenían disponible ya que se encuentran en medio de una gira internacional. Zukerman viene a tocar el doble concierto de Brahms y nuestra Orquesta Sinfónica abrirá su primer concierto con la Sinfonía núm. 7 de Beethoven”, comentó Valdés, tras expresar su agradecimiento por el grado de solidaridad y de apoyo de los artistas que aceptaron participar.

Una novedad este año es la presentación de una zarzuela que, según Valdés, “no se ha hecho en el pasado ni marca una política a futuro”.

“Es simplemente un espectáculo que nos pareció digno de ser presentado. ‘La gallina ciega’ es una zarzuela escrita por Manuel Fernández Caballero, su calidad musical es indiscutible y viene con un grupo que actúa en la Ópera Cómica de Madrid. Es una zarzuela en versión de cámara y creo que le va a gustar mucho al público”, comentó Valdés. Y, aunque resaltó que siempre tiene presente las obras de estreno, cree que un festival no es una pieza de museo.

“Es una fiesta musical que contempla hacer obras nuevas que nunca se han escuchado y en ese sentido está abierto a la crítica musical. Respecto a los conciertos sinfónicos tratamos de conseguir a los mejores artistas que podemos pagar y que estén disponibles. Este año se dieron estos maestros que son muy calificados, que tienen una gran trayectoria y que le permiten a nuestra orquesta trabajar con ellos y al público verlo”, agregó el maestro en un aparte con El Nuevo Día.

Por eso, siempre se ha planteado la importancia de que la Orquesta Sinfónica tenga desafíos para crecer. “Y hemos crecido en base a esos desafíos que significan tener directores que han trabajado con grandes grupos en el mundo y aportan esa experiencia”.

En términos del reportorio de este tipo de evento musical, Valdés dijo que siempre varía. Pero indicó que debe haber algo que el público conoce y quiere escuchar, algo que le atraiga escuchar y algo por lo que se sienta temeroso.

“Por ejemplo, la Orquesta de Cámara de Venecia es ejemplo extraordinario desde el punto de vista de cómo tocan. Y será una gran ocasión para escuchar ese repertorio del mundo barroco. Mientras que el mundo renacentista está representado por TENET, que son señoras que vienen a cantar y es maravilloso oírlas”, comentó.

Por eso cree que la programación del festival es una “paleta de estilos y épocas que enriquecen nuestra visión de la música y da a conocer un repertorio al que la gente le tiene un poco de miedo”.

De la misma forma, destacó que los precios son totalmente accesibles y que habrá entradas gratis para niños de residenciales públicos y “vamos a hacer un esfuerzo por traer gente de fuera de San Juan para que el festival sea realmente uno popular”.

Según Valdés, se ha generado la imagen de que un festival musical de este tipo es para una elite intelectual. A su juicio, no es así.

“Nuestra más firme voluntad es que esto sea un festival popular, que todo el que quiera encuentre un sitio para venir a escuchar estos grandes músicos”, comentó el maestro, quien cree que también es importante que fuera de la isla se sepa que hay un festival de esta categoría y que decidan venir a la isla a disfrutar de la música.

“Por este precio, créanme en cualquier otra ciudad costaría tres veces; es una gran fiesta musical”, agregó.

Uno de los apoyos de este festival, dijo Valdés, va a ser la Orquesta de Cámara de Venecia, dirigida por Andrea Marcon, su fundador. “Él hizo un trabajo de búsqueda de fuentes interpretativas de la música de Vivaldi y ha transformado completamente el estilo con que esta música se hace y viene con la virtuosa Anna Fusek, una extraordinaria flautista”.

También mencionó a Michel Lethiec, uno de los “clarinetistas más grandes del mundo” y también el director artístico del Festival Casals de Prades, en Francia. “Él ha colaborado llevando a su festival un buen número de músicos puertorriqueños. Algunos de ellos estarán con él en el escenario en esta visita. Entre ellos Francisco Cabán, uno de nuestros más prestigiosos violinistas, que aquí estará liderando a este grupo de instrumentos de cuerdas”.

El concierto final estará a cargo de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, e incluye la Misa de Réquiem de Mozart y la Sinfonía Núm. 4 del reconocido compositor puertorriqueño Roberto Sierra, quien recientemente fue galardonado con el premio Tomás Luis de Victoria, el más alto honor a un compositor hispanoamericano otorgado en España.


💬Ver 0 comentarios