La cosecha de café en la isla es una de las que se vislumbra pueda afectarse. (Archivo)

Todo el sector agrícola de la isla está amenazado por el paso del huracán Dorian por Puerto Rico, ante las lluvias y consecuentes inundaciones que se esperan impacten las cosechas y animales en las zonas costeras, sostuvo hoy el secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores.

De llegar vientos o ráfagas fuertes a la zona montañosa, la golpeada cosecha de café podría verse nuevamente afectada. Realidad, que el funcionario destacó no es nueva para el importante sector económico, pues sin importar la región, “las tormentas, huracanes y lluvias en exceso son parte de las situaciones con las que tiene que lidiar el agricultor todos los años”.

Las fuertes lluvias que se proyectan con la cercanía del huracán y las inundaciones previstas, impactarían las cosechas de plátanos y guineos, hortalizas, farináceos, entre otras y amenazarían crianzas de animales, particularmente en las áreas de costas.

También enfrentan riesgo las zonas pesqueras, cuyas villas y estructuras pueden sentir el impacto del viento y de las inundaciones costeras, y hay peligro de pérdida de equipo y embarcaciones.

Flores indicó que se comunicó con varias de estas villas y que se le informó que se estaban protegiendo las embarcaciones. Además, dijo que se sacaron del agua material de pesca para evitar su destrucción por las marejadas.

El secretario explicó que a principios de año se realiza un inventario de las siembras a través de la isla, proceso que ahora se maneja con el uso de “drones”, para lo cual se entrenaron y certificaron varios “pilotos” que son agrónomos y que están a cargo de esa labor. Ese mismo sistema es el que se utiliza luego para evaluar las pérdidas que provoquen los fenómenos naturales.

La segunda fase es la venta de los seguros agrícolas. Flores dijo que este año cerca de 5,000 agricultores suscribieron los mismos y están cubiertos para recuperar al menos parte de su inversión.

Aclaró, sin embargo, que Dorian tenía que convertirse en huracán categoría uno, cosa que ya ocurrió y pasar a menos de 100 millas de Puerto Rico para que se active la cubierta de los seguros.

“De no poder cubrirlos con la Corporación de Seguros Agrícolas tendríamos entonces que recurrir a los programas federales que ayudan en estos casos de pérdidas agrícolas por cuestiones y daños ambientales”, señaló el funcionario.

Resaltó que “en la zona de la montaña lo que más nos preocupa son los vientos fuertes. Estamos empezando la cosecha del café y se nos puede afectar de nuevo esa cosecha. También nos preocupan los derrumbes que ocurren en esas zonas”.

Flores, quien habló desde Isabela, durante la visita a un grupo de productores, recalcó que “los agricultores siguen cosechando” y adelantó que los mercados agrícolas que están programados para este fin de semana siguen en pie. Harían cambios si la zona fuera inundada o el área afectada. 

Informó, por otro lado, que el Departamento de Agricultura es parte de un equipo gubernamental que labora en este tipo de emergencias supliendo alimentos a los refugios.

“Estuve visitando los siete centros de mercadeo que es donde le compramos productos a los agricultores para entrega a los comedores escolares. En caso de huracanes seguimos haciendo el mismo trabajo entregando productos frescos o alimentos secos, pues también cooperamos entregando lo que nos entrega FEMA”, dijo. 


💬Ver 0 comentarios