Las brigadas contratadas por el DTOP ya marcaron árboles en las regiones sur y oeste, y ahora se concentran en varios pueblos de la zona este. (Suministrada) (semisquare-x3)
Las brigadas contratadas por el DTOP ya marcaron árboles en las regiones sur y oeste, y ahora se concentran en varios pueblos de la zona este. (Suministrada)

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) autorizó al Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) a cortar árboles dentro las servidumbres de paso de las carreteras de la isla sin obtener un permiso a tales fines.

Ambas agencias firmaron -el 8 de mayo pasado- un acuerdo que permite el corte de árboles, como parte de la rehabilitación de la red vial tras el paso de los huracanes Irma y María.

El acuerdo, cuya vigencia es de seis meses –aunque puede extenderse–, establece que el DTOP podrá cortar árboles que estén severamente dañados, afectados, lesionados o que estén en “peligro inminente” de caerse y no puedan ser salvados, y que “sean necesarios” para los trabajos de rehabilitación.

Para realizar lo anterior, el DTOP también tiene autorización de movimiento de tierra, que no podrá exceder de 500 metros cúbicos por proyecto.

El DRNA envió a El Nuevo Día copia del acuerdo, tras reseñarse ayer que, como parte de un plan a nivel isla, el DTOP –a través de contratistas– podará, cortará y removerá una cantidad aún indeterminada de árboles a orillas de las carreteras estatales.

Las brigadas privadas ya marcaron árboles en las regiones sur y oeste, y ahora se concentran en varios pueblos de la zona este. Las tareas de poda, corte y remoción no han iniciado.

Acuerdo entre el DTOP y el DRNA by El Nuevo Día on Scribd

El acuerdo también establece que el DTOP “es responsable de utilizar” los servicios de un profesional de siembra y reforestación, debidamente certificado y reconocido por el DRNA, para cumplir con las disposiciones de la Ley de Bosques de Puerto Rico al manejar los árboles en las servidumbres de paso.

Según el acuerdo, ese profesional preparará un inventario de todos los árboles que tengan un diámetro, a la altura del pecho, de cuatro pulgadas o mayor ubicados en las áreas a ser impactadas.

Si en el inventario se identificara alguna especie vulnerable o en peligro de extinción, el DTOP solicitará “asesoramiento técnico” al DRNA para evaluar el árbol y “protegerlo de cualquier impacto”, tomando medidas como su trasplante.

En mayo de 2017, el DRNA firmó un acuerdo con la Autoridad de Carreteras y Transportación que también autoriza el corte de árboles para “trabajos de rehabilitación o reconstrucción menores” en la red vial sin permiso. El acuerdo, enmendado en agosto, fija como mitigación la siembra de dos árboles por cada uno cortado.


💬Ver 0 comentarios